Los trabajos se llevarán a cabo a lo largo de 4,3 kilómetros, en un tramo que va desde la Ruta 52 hasta la calle Lacarra.
Las obras demandarán una inversión de alrededor de $71 millones.

Luego de estar paralizada durante práctiamente tres años, se reactivó la obra de ensanchamiento de la ruta provincial 58, en el tramo que va desde la Ruta 52 y la calle Lacarra, en plena zona de countries y barrios privados. Las tareas demandarán una inversión de $71.000.000.

Los trabajos por estos días se concentran en dos puntos: la intersección con la 52 y la rotonda de Dupuy, donde se encuentra el acceso principal a varios de los complejos y colegios de la zona. En total, los arreglos se extenderán a lo largo de 4,3 kilómetros.

Leé también:  Sigue la inscripción para los cursos de la Escuela de Artes y Oficios

En todo ese trayecto se construirán segundas calzadas, banquinas, refugios peatonales y se realizarán obras hidráulicas, según informaron desde la Dirección de Vialidad bonarense. “Ahora se están desarrollando tareas de hormigonado de pavimento”, precisaron.

El objetivo principal de este proyecto, que tuvo idas y vueltas los últimos años, será mejorar el estado actual de una ruta que desde hace años se encuentra en pésimo estado y es motivo de quejas de los vecinos de Ezeiza y Echeverría.

En junio del año pasado, los vecinos habían juntado firmas y presentado un petitorio a los Municipios y a Vialidad para pedir luminarias, mejor señalización y el avance de la obra.

Ahora la situación cambió. “Por suerte comenzaron a trabajar, se ven máquinas, operarios, algunos tramos hechos a nuevo. Esperemos que la terminen pronto”, dijo Martín Wagner, vecino de Canning.

Leé también:  Gray: "Queremos un intendente de candidato a gobernador"

La ruta 58, una arteria clave que divide a los partidos de Ezeiza y Echeverría, es utilizada por 11.000 vehículos por día, según datos oficiales.