Los dos delincuentes fueron apresados después de un raid que comenzó en la avenida General paz y concluyó en Lomas.

Los dos detenidos.

El hecho comenzó cuando el lector de patentes captó las de un Toyota Corolla y un Peugeot 3008 que circulaban uno detrás del otro y habían sido denunciados como robados.

Al ser individualizados los vehículos, de forma inmediata, se encendió un alerta en el Centro de Monitoreo ubicado en la zona de Puente La Noria.

Fue allí cuando se activó un protocolo de seguimiento vía cámaras de los autos señalados para lograr su detención.

Mientras se realizaba el procedimiento, los delincuentes interceptaron a una camioneta blanca que concurría con mercadería para los feriantes del paseo de compras “La Salada”.

Leé también:  Lomas: detienen a un prefecto por desfigurar a un hombre con retraso

La metodología de los delincuentes era chocar al camión apuntado y, mediante el uso de armas de fuego, robarles el vehículo y la mercadería.

En los autos donde se movilizaban los delincuentes encontraron una pistola Bersa calibre 9 milímetros con numeración limada, perteneciente a la policía bonaerense. También se secuestró un cargador Beretta 9mm.

Aprovechando el poco tránsito debido a la hora, realizaron un corte total de la avenida General Paz tratando de impedir la marcha de los imputados. Pero los delincuentes lograron tomar la bajada de la calle Azamor para luego escapar por la calle Falucho, en Budge, donde uno de los autos frenó, bajaron sus dos ocupantes y continuaron la huida a pie, pero lo capturaron.

Leé también:  Buscan en Lanús a piratas del asfalto

El auto involucrado en la persecución, un Peugeot 3008 que había sido robado el 30 de julio y fue utilizado para cometer otro robo 48 horas antes de la persecución, huyó por la calle Azamor y unas cuadras más adelante el delincuente abandonó el auto e intentó escapar corriendo, pero resultó detenido.