El Xeneize no pasó sobresaltos, pero le faltó un patrón de juego en la ofensiva para poder desnivelar a Newell´s.

11-boca

Boca se trajo de Rosario lo que fue a buscar: un punto.
El equipo de Carlos Bianchi todavía está en ablande. Si bien no pasó sobresaltos, jugó un aceptable primer tiempo en el que Emmanuel Gigliotti desperdició tres chances. Luego se retrasó para jugar de contra.
Con la conducción de Ever Banega, el local tuvo más posesión de balón, pero escasa presencia en el área de Agustín Orión.
La polémica se instaló a los 32 minutos, cuando Juan Forlín le cometió un claro penal a Maxi Rodríguez que Mauro Vigliano ignoró a pesar de las airadas protestas de los jugadores e hinchas.
Tras un irregular comienzo, Fernando Gago se erigió en el mejor de Boca, aunque al equipo le faltó claramente un conductor de juego.
¿Podrá Riquelme aportar ese plus? El tiempo lo dirá.