El ministro de Seguridad bonaerense admitió "lo difícil que está" la situación en la provincia y cruzó al Servicio Penitenciario y al Poder Judicial. ¿Por qué?
Sergio Berni recorrió junto a Mariano Cascallares los operativos de control que realiza Gendarmería en el Distrito.

Un día después del dramático robo que sufrió una mujer en la puerta de su casa en el barrio de San José, donde le llevaron el auto con su hijo de seis años adentro, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, desembarcó en Almirante Brown, admitió "lo difícil que está" la situación en la provincia de Buenos Aires y cuestionó a la Justicia.

Fiel a su estilo, sin guardarse absolutamente nada, Berni dialogó con la prensa y trazó una cruda radiografía de la realidad que se vive el Conurbano bonaerense. "Esto no se cambia de la noche a la mañana y nosotros no vamos a esconder la mugre abajo de la alfombra", señaló con un gesto adusto rodeado de cámaras y micrófonos de canales de televisión.

Frente a la Estación de la Policía Departamental Almirante Brown, adonde se acercó a felicitar a los policías que participaron de la detención de los dos delincuentes que asaltaron a Claudia Lorena Cresto en la puerta de su casa, el ministro de Seguridad bonaerense reveló que entre los dos ladrones habían estado presos unas "diez veces".

Leé también:  Berni quedó aislado y se enciende la alerta en el Gobierno bonaerense

"Dimos con los dos delincuentes que ayer ejecutaron este acto tan perverso y ambos tienen antecedentes", comentó. "Uno de ellos estuvo preso por secuestro extorsivo y entre los dos, estuvieron diez veces en prisión", agregó. "No puede ser que un delincuente haya pasado por el Servicio Penitenciario y cada vez que sale comete un delito peor", espetó.

Las detenciones de los sospechosos, cuyas identidades no trascendieron, se efectivizaron esta tarde tras una serie de allanamientos en Almirante Brown y Florencio Varela.

Según dijeron fuentes judiciales, uno de los ladrones fue detenido cuando se teñía el cabello para intentar no ser reconocido. En la filmación del robo se lo observa con mechones rubios, pero cuando los detectives de la policía bonaerense allanaron su domicilio en Florencio Varela estaba a punto de cambiar de color para oscurecerlo.

Al interiorizarse en el prontuario de cada uno y ver que tenían antecedentes, Berni aseguró que el Poder Judicial y el servicio penitenciario deberían "ser parte de la solución y no del problema". "¿Para qué endurecer las penas si no se cumplen? La cantidad de pena no me interesa sino que cuando ingrese un delincuente a la cárcel salga resocializado", apuntó.

Leé también:  Le roban el auto con su hijo adentro y lo arrojan a la calle a las dos cuadras

"Quiero decirle a los bonaerenses que vinimos a cambiar la realidad, pero esa realidad no es solamente poner a más policías a la calle, sino con planes integrales de seguridad", explicó Berni, quien dijo que "una vez más se cumplió con la obligación de poder hacer un acto de Justicia con la detención de quienes cometieron el hecho".

Esta tarde, en Almirante Brown, Berni supervisó los controles que realiza Gendarmería nacional y mantuvo una reunión con el intendente Mariano Cascallares en la que evaluaron el mapa del delito de la región y acordaron continuar trabajando en políticas para reforzar la prevención en las calles.

“No vinimos a conformarnos con lo que tenemos, vinimos a cambiar la realidad, trabajar con los intendentes en generar planes integrales de seguridad y dar la discusión con la Justicia y el Servicio Penitenciario”, concluyó el ministro de Seguridad.