El conductor del transporte público fue herido en una pierna por delincuentes que subieron para asaltar, lo que provocó que se iniciara un paro para pedir más seguridad.
Las líneas de Florencio Varela, Quilmes y Avellaneda no harán su recorrido.
Las líneas de Florencio Varela, Quilmes y Avellaneda no harán su recorrido.

Un chofer de colectivo de la línea 324 recibió un disparo en una de sus piernas en las últimas horas en la localidad de Wilde, Partido de Avellaneda, episodio que inició un paro de actividades de otras líneas de transporte público.

El violento hecho ocurrió en la intersección de Ortega y Lomas de Zamora, a pocos metros del ingreso al predio del Club Atlético Independiente, en Villa Domínico.

Según indicó la Policía, el herido fue identificado como Edgardo Basualdo, de 27 años.

CÓMO FUE EL HECHO. Todo comenzó cuando Basualdo fue sorprendido por dos delincuentes armados que eran los únicos pasajeros del colectivo y lo amenazaron para que entregue sus pertenencias.

Al no conformarse con lo obtenido, uno de los ladrones realizó un disparo e hirió al joven chofer en la pierna izquierda.

Los agresores abandonaron el colectivo, mientras que Basualdo manejó hasta la terminal de la línea, donde un compañero lo trasladó a la Clínica Calchaquí de Quilmes.

Los médicos del centro asistencial comprobaron que el chofer presentaba una herida con orificio de ingreso en la cara interna rodilla izquierda, sin salida, por lo que el proyectil quedó alojado debajo de piel en cara externa de rodilla.

Tras la agresión al chofer, que se encontraba fuera de peligro, los colegas de la empresa Micro Ómnibus Primera Junta, iniciaron un paro en las líneas 324, 583, 501 y 504, las cuales recorren los distritos de Avellaneda, Quilmes y Florencio Varela.