Los represores condenados por delitos de lesa humanidad durante la dictadura solicitaron el beneficio en el marco de la Emergencia Sanitaria.
Astiz tiene prisión perpetua por los crímenes que cometió en la ex ESMA.

Los genocidas Alfredo Astiz y Miguel Etchecolatz, condenados por delitos de lesa humanidad durante la dictadura, pidieron que se les otorgue el beneficio de la prisión domiciliaria por formar parte del grupo de riesgo de contagio de Coronavirus.

El primero en hacerlo fue Astiz ante el Tribunal Oral Federal 5, que ya ordenó la realización de una junta médica previo a la resolución de su planteo. De 69 años, el conocido como el "Ángel Rubio" tiene prisión perpetua por los crímenes que cometió en la ex ESMA.

Leé también:  Conocé al lomense que es el primer argentino en recibir la vacuna de la Universidad de Oxford contra el Covid-19

Luego se sumaron Miguel Etchecolatz y Raúl Guglielminetti, que hicieron sus reclamos ante el Tribunal Oral Federal 6. El exjefe de la Policía Bonaerense y el exagente de inteligencia fueron condenados a perpetua por delitos de lesa humanidad en la causa conocida como "Puente 12".

Este miércoles, el juez Alejandro Sánchez Freytes del Juzgado Federal 2 de Córdoba habilitó el beneficio de la domiciliaria a Carlos “Tucán” Yanicelli, expolicía provincial que integró la patota del D2 y cumple condena perpetua.