Por el hecho fueron detenidos tres personas, una de ellas es un menor de edad.
Dos de los atacantes tenían antecedentes penales.

Una discusión en un bar ubicado a metros de la estación de Glew terminó en tragedia. Un joven de 18 años fue asesinado a puñaladas luego de que una patota lo emboscara y lo atacara brutalmente a la salida del lugar. Por el hecho fueron detenidas tres personas.

El crimen ocurrió el sábado frente a un local ubicado en Jorge Newbery y Garibaldi. Según testigos del caso, todo comenzó después de un altercado que tuvo la víctima, Javier Santillán, uno de los agresores, identificado como Iván Villablanca (23).

La pelea se habría desencadenado por “un problema de vieja data”, comentaron fuentes policiales, pero nunca nadie imaginó que concluiría como lo hizo, de la peor manera.

Leé también:  Identifican a la mujer asesinada de 21 puñaladas y envuelta en frazadas

En un momento Villablanca entre amenazas se retiró del lugar, y más tarde se juntó con Sebastián (23) y Mauricio Kaliñuk (17), para terminar lo que había empezado.

Cuando Santillán llegó a la esquina del bar, ya de noche, fue interceptado por los agresores que comenzaron a golpearlo. El chico llegó a defenderse, pero durante la riña recibió tres puñaladas. Quedó tirado en el piso, mientras los jóvenes escaparon.

Cuando ingresó al Hospital de Guernica, Santillán ya había perdido mucha sangre. Tenía tres heridas de gravedad en el tórax y falleció pocos minutos después a pesar de los esfuerzos de los médicos por mantenerlo con vida.

Tras identificar a los presuntos autores, personal de las comisarías Nº 3, 4 y 7 de Almirante Brown realizaron una serie de allanamientos y detuvieron a los hermanos Kaliñuk y a Villablanca. Dos de los tres atacantes tenían antecedentes penales.

Leé también:  “Es muy duro volver a ver las caras de las personas que te arruinaron la vida”

Desde la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora ordenaron que los dos mayores acusados por “homicidio” permanezcan tras las rejas, mientras que el más joven fue trasladado a un centro de contención de menores por orden de la Fiscalía 1 de Menores y el Juzgado de Garantías 1.