Con un gran arranque, el elenco B de Löw ganaba con autoridad pero Scaloni metió mano, el equipo mejoró y, con carácter, llegó a un justo empate. Lucas Alario y Lucas Ocampos anotaron los goles tras ir perdiendo 0-2.
Lucas Alario entró en el complemento, marcó un gol y armó la jugada del segundo tanto.
Lucas Alario entró en el complemento, marcó un gol y armó la jugada del segundo tanto.

En el marco de la fecha FIFA, la Selección sumó una nueva prueba de relieve en el exterior y aprobó tras un inicio negativo. Ante una Alemania B, pudo revertir un mal primer tiempo y sellar el empate 2-2.

La noche de fútbol en Dortmund arrancó muy mal para la Argentina. En menos de 25 minutos ya perdía 2 a 0 y dejaba en evidencia una clara incomodidad en campo ante la superioridad táctica del local.

Sobre los 15 minutos, Gnabry aprovechó un centro preciso al primer palo e hizo gala de su rapidez para anticiparse dos veces ante los cierres de Rojo y Marchesín, con toques sutiles.

Leé también:  Argentina cierra la gira europea ante Ecuador

El segundo fue consecuencia de una pérdida en la mitad de la cancha. Klostermann la trasladó con velocidad, Gnabry metió un centro bajo y, de frente al arco, Havertz solo tuvo que empujarla.

El 10 y el 20 de Alemania fueron un problema sin resolución para el mediocampo y la defensa Argentina. Fueron la pieza que ensambló -con pases a un toque y movimientos al espacio- los ataques locales. Lo peor es que muchos de estos futbolistas son juveniles u hombres sin tanta experiencia lo que habilita preguntarse qué hubiera ocurrido si Löw ponía lo mejor.

La primera respuesta concreta fue una jugada colectiva entre Dybala y Lautaro que puso de frente a De Paul para que el travesaño salve el arco tras un fuerte remate de afuera del área.

Leé también:  Cinco cambios para cerrar la gira

Ya en el complemento, Scaloni metió mano en el equipo, acomodó piezas, el rendimiento general mejoró y llegó el empate. Primero, Acuña recibió la pelota en soledad sobre la banda, metió un centro preciso y encontró la cabeza de Alario para poner el 2-1.

El ex River entró bien y tuvo unos minutos después otra chance con un remate en la puerta del área que salió apenas desviado y un mano a mano que le sacó Ter Stegen. A los 40, otra buena acción del santafesino terminaría en la igualdad. En una buena jugada personal, el delantero apiló hombres y se la cedió a Ocampos que, con un disparo fuerte, puso el 2-2.