Tras varias idas y vueltas, se confirmó el cambio y también suavizaron el régimen de sanciones para los clubes que tengan deudas con sus planteles.
Banfield y Lanús fueron algunos de los clubes que pidieron los cambios.
Banfield y Lanús fueron algunos de los clubes que pidieron los cambios.

El fútbol argentino siempre da noticias y, una vez más, se decidió hacer un cambio en el reglamento. Finalmente los promedios no serán eliminados como método para morigerar los descensos, pero estos sí serán reducidos de cuatro a tres, por lo que por "goteo" se llegará a 20 equipos en la Superliga recién en 2023.

La novedad se hizo pública luego de una reunión de dirigentes en la que prosperó el pedido de varios clubes (entre ellos Banfield y Lanús) de limitar la cantidad de descensos. Incluso, para respaldar aún más lo solicitado por los clubes demandantes de ese cambio, los promedios dejarán de calcularse por los puntajes acumulados de tres temporadas como hasta ahora: se harán solamente por una, sobre la base de 34 partidos, lo que incluirá 23 del campeonato regular más los 11 de la fase clasificatoria de la Copa Superliga cuya continuidad también fue ratificada en esta jornada.

La concreción de este sistema de tres descensos provocó que el objetivo final de realizar un campeonato de primera con 22 equipos finalmente sea de 20, algo mucho más cercano a los 18 que había sugerido el presidente de FIFA, el suizo Gianni Infantino, a su colega de AFA, Claudio Tapia, cuando se firmaron los nuevos convenios con las cadenas televisivas que emiten el certamen.

La otra queja de los equipos con menores recursos había pasado por la devolución de puntos que inicialmente les habían quitado a San Lorenzo y Huracán por mantener deudas con sus futbolistas, algo que, por ejemplo, le permitió al club de Boedo realizar una decena de incorporaciones que, de haber continuado la medida punitiva, no podría haber hecho porque así lo estipulaba el reglamento ahora modificado.

En este sentido el Comité Ejecutivo decidió "suavizar" el régimen de sanciones y propiciar que las penas por deudas sean graduales y no haya quita de puntos salvo situaciones inmodificables.

CAMBIOS EN LA COPA. En la reunión también se definió la realización de la Copa Superliga cuyo primer campeón fue el descendido Tigre, aunque a diferencia de la temporada anterior se modificará su formato de disputa.

En la primera edición se jugó por sistema de playoffs, cruzándose los distintos equipos de acuerdo con su posición en la tabla de la Superliga, sin discriminar a los equipos descendidos, lo que derivó en el mencionado título de Tigre.

Ahora, según lo aprobado esta noche, la Copa Superliga se desarrollará en dos zonas de 12 equipos cada una (actualmente hay 24 participantes en la Superliga), pero queda por resolver si los dos primeros de cada grupo jugarán semifinales o directamente se llevará a cabo una final entre los ganadores de cada sección. Tampoco se decidió si habrá clásicos interzonales, pero sí quedó definido que empezará en marzo de 2020.