“Esta gente está sintiendo la falta de ese dinero, así que puede estar habiendo actividades criminales de miembros de ONG que quieren llamar la atención contra mí y contra mi Gobierno; ésa es la guerra que estamos enfrentando”, salió a decir el presidente de Brasil.
El fuego no cesa en el pulmón más grande del planeta.

Mientras los incendios forestales en Brasil, están rompiendo récords y el tema central de la agenda mundial, el polémico presidente de ese país, Jair Bolsonaro, busca ensuciar la cancha para aminorar su responsabilidad y la de las empresas agrícolas.

Según datos oficiales, en lo que va de 2019, se han registrado 74.155 incendios en todo Brasil, más de la mitad afectó la selva amazónica. En rigor, aumentó 83% respecto al año pasado. Frente a esto, y acorralado por la crítica mundial, el presidente Jair Bolsonaro salió a repartir responsabilidades y culpó a las ONGs a las que su Gobierno ha recortado presupuestos.

Leé también:  Lula da Silva salió en libertad después de estar 580 días preso

“Esta gente está sintiendo la falta de ese dinero, así que puede estar habiendo actividades criminales de miembros de ONG que quieren llamar la atención contra mí y contra mi Gobierno; esa es la guerra que estamos enfrentando”.

Algunas ONG respondieron en Brasil diciendo que los dichos del presidente son “irresponsables”.