Se trata de una mujer de 60 años que ahora se encuentra aislada en el Hospital del Este. Le hicieron el hisopado y dio negativo. Su caso revolucionó por completo la provincia.
El barrio donde vive la mujer es uno de los más postergados de la capital de Tucumán.

Cuando la descubrieron, el revuelo que se armó en el barrio La Costanera de Tucumán fue enorme. Todo tipo de versiones comenzaron a circular con el correr de las horas: que  había llegado escondida en un auto, que tenía Coronavirus y que venía de la Villa 31.

Lo cierto es que con el tiempo se supo la verdad.

Un verdadero escándalo estalló en la capital de Tucumán, cuando se conoció que una mujer de 60 años logró burlar todos los controles policiales, a lo largo de todo el país, para regresar a su barrio natal. Viajó casi 1300 kilómetros desde la localidad de Monte Grande.

Lo hizo a bordo de un camión, con la complicidad del chofer, a pesar de no tener el permiso obligatorio para circular. Así lo confirmó el gobernador de la provincia, Juan Manzur, durante una entrevista que concedió este sábado al diario La Gaceta de Salta.

Leé también:  Un municipio de la región se mantendrá en la fase 3

Fuentes del Ministerio de Salud desconocen cómo la mujer ingresó a la provincia, ya que su nombre, no quedó registrado en los controles fronterizos. Pero estiman que tomó caminos alternativos o que en cada retén se escondió y que no fue detectada por los policías.

Todo salió a la luz cuando uno de sus vecinos la reconoció e hizo la denuncia a la Policía. Inmediatamente, una ambulancia y personal del CAPS "Costanera Norte" se acercaron hasta su domicilio y activaron el protocolo establecido para estos casos.

Le hicieron el hisopado para saber si tenía Coronavirus y la aislaron preventivamente por 15 días en el Hospital del Este. Finalmente el resultado del test dio negativo, lo que llevó tranquilidad a las familias del barrio donde hasta ahora no se habían registrado casos.

"Entendemos la desesperación de la gente por regresar a la provincia, y no creo que lo haga con mala intención, pero es muy importante respetar y ser responsable. Esta mujer hizo algo que puede poner en riesgo a la población. No queremos que esto sea una caza de brujas", explicó el director ejecutivo del Sistema Provincial de Salud, Luis Medina Ruiz.

Leé también:  Inspectores de Lanús denunciaron por "agresiones y amenazas" a Eduardo Búfalo, gerente operativo de Coto

Emilio Mustafá, profesional de la salud que trabaja en el barrio, comentó que tras conocerse la noticia "hubo muchas consultas en el comité de emergencia barrial".

"Se dispararon rumores de todo tipo: que la mujer era familiar de Ramona Medina, la referente de la Garganta Poderosa de la Villa 31 que murió el domingo pasado, que tenía tenía Coronavirus y que había tenido contacto con otros vecinos”, comentó el médico.

Tras este caso, el Comité Operativo de Emergencia de Tucumán decidió restringir el ingreso de personas provenientes desde Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires por un período de por lo menos 15 días, por pedido del Ministerio de Salud de Tucumán.

“Nos preocupa porque mucha gente viene de zonas de alta circulación donde el virus está propagándose mucho. Por eso pedimos que el programa de Nación para volver a casa tenga fin, al menos preventivamente, para cuidar a todos los tucumano", dijo la ministra de Salud Pública, doctora Rossana Chahla.