Se trata de Micaela Cancelo que por estas horas está internada en el Hospital del Quemado. El novio de la chica asegura que es inocente y que espera que cuando se despierte diga la verdad.
tiene 22 años y una hija de 2.
tiene 22 años y una hija de 2.

Micaela Cancelo lucha por su vida. El lunes por la noche ingresó al Hospital Eurnekian de Ezeiza con el 22% de su cuerpo quemado y las vías respiratorias comprometidas. Por estas horas permanece internada en terapia intensiva, sedada e inconsciente. La Justicia busca determinar si las lesiones fueron causadas por su pareja o si se intentó suicidar.

Su novio, Matías Rivas, con quien convive y tiene una hija de tres años, quedó en la mira. Sin embargo el joven se defendió. Asegura que la chica primero se roció con aguarrás y luego se prendió fuego. “Estoy esperando que ella despierte y diga la verdad”, insistió.

La causa quedó a cargo de la fiscal de violencia de Género de Lomas María Lorena González, quien hasta el cierre de esta edición no había tomado ninguna medida respecto a Rivas. La funcionaria espera nuevas pericias para saber qué fue lo que ocurrió.

Hasta ahora lo que la fiscalía pudo determinar es que el lunes en la vivienda ubicada en la calle Posadas al 200, en el barrio La Unión, de Ezeiza, hubo una pelea.

Leé también:  Spegazzini: un remisero mató a un hombre con una "pistola-lapicera"

El lunes por la mañana la pareja había discutido y Matías se llevó a su hija. La relación, según coinciden familiares, en el último tiempo se había vuelto tirante entre ambos.

A partir de ahí, existen versiones cruzadas. Rivas dice que cuando llegó a su casa sintió olor a aguarrás y le preguntó por eso a su novia. “Cuando la miro, ella prende el encendedor pero no se lo apoya en el cuerpo, ni en el brazo. Con solo prender el encendedor como tenía aguarrás en la mano se prendió fuego. Y ahí es donde empezó a arder y me desesperé”, contó en declaraciones a la señal de noticias TN.

El joven afirma que gritó fuerte pero que nadie acudió a su ayuda, ni siquiera los familiares de Micaela que viven en el fondo. “Cuando ella se quemó yo le apagué el fuego. Si yo no estaba ella ardía todo, la casa y ella. Mica estaba consciente, yo le pregunté: ‘¿por qué lo hiciste?’ ‘No lo quise hacer’, me respondió”, contó el joven.

Leé también:  Lo llevaron a la guardia con cuatro balazos y quedó detenido por dos crímenes

En cambio el padre de Micaela, Eduardo Cancelo, cree que lo que sucedió fue otra cosa. “Mi hija era víctima de violencia de género”, sentenció el hombre Incluso, dijo que “los vecinos del barrio escucharon gritos” el lunes por la noche. La tía de Micaela abonó esa idea “Mi sobrina está irreconocible. Este hombre la golpeaba”, apuntó.

No obstante, Irene, la madre de la chica, dijo otra cosa. Cuando declaró ante la Policía apuntó que cree que su hija intentó suicidarse porque Matías habría querido dejarla
Tiempo atrás, según relató, Micaela había amenazado que si Matías la dejaba, se mataba
Como la joven permanece internada en terapia intensiva, en coma farmacológico aún no han podido tomarle declaración, un paso clave para develar cómo sucedieron los hechos.

El joven asegura que cuando despierte, lo va a dejar libre de culpa y cargo. “Espero que se despierte, se recupere y diga la verdad. Ahí van a tener que perdirme perdón por todo lo que djeron de mí”, cerró.