El Ministerio de Transporte lanzó una licitación para asignarle a una nueva empresa los recorridos de la 165 y la 112. Los trabajadores celebraron la noticia.
Esta mañana los trabajadores realizaron una asamblea para difundir las novedades.

¿El conflicto en la empresa Expreso Lomas llega a su fin? Eso es lo que esperan los 400 trabajadores de las líneas de colectivo 165, 112 y 243 luego de que el Ministerio de Transporte lanzara una licitación para asignarle a una nueva compañía los recorridos.

Según la resolución publicada este martes en el Boletín Oficial, las trazas que podrían llegar a tener el o los nuevos operadores serán las de la exlínea 112, que unirá Lanús con Chacarita, y la de la exlínea 165, que conectará Plaza Miserere con Monte Grande.

Los proyectos de las empresas interesadas serán recibidos hasta el 2 de septiembre y, según confirmaron desde la cartera que conduce el ministro Guillermo Dietrich, el nuevo servicio no podrá brindarse con menos de 69 unidades entre ambos recorridos.

Leé también:  Dos nuevos ramales para las líneas de colectivo 501 y 506

Las líneas de colectivo Expreso Lomas dejaron de circular el 12 de marzo pasado, cuando debido a las “pésimas condiciones” en las que debían trabajar los choferes decidieron parar por tiempo indeterminado. El conflicto ya se extendió por 169 días.

A partir de entonces, los trabajadores se movilizaron, juntaron firmas, entregaron petitorios ante distintas dependencias del Estado y la Justicia para exigir la restitución del servicio que se estima transporta alrededor de 50 mil pasajeros diarios.

Leandro Fernández, delegado de los trabajadores, celebró la noticia y aseguró que “empieza a aparecer un principio de solución” en el horizonte. “Esperemos que esta situación se resuelva porque desde hace meses venimos luchando por esto”, señaló.

Leé también:  Dos nuevos ramales para las líneas de colectivo 501 y 506

Los choferes no cobran desde hace dos meses y muchos de ellos debieron empezar a “hacer changas” o buscar la forma de sostenerse, mientras sus familias viven de las donaciones y las ayudas que les brindan sindicatos, organizaciones y Municipios.

“Es una situación muy difícil la que nos tocó vivir, porque eso vamos a seguir todo este proceso con la esperanza de que termine con un resultado positivo”, agregó.

Los tiempos que podría tardar el servicio en restituirse de manera provisoria todavía no son del todo claros. Una vez que comiencen a analizarse los proyectos de las empresas interesadas, el Ministerio tendrá de 12 a 20 días para decidir. Y una vez que se asignen los recorridos, dependerá de los operadores el tiempo que saquen los servicios a la calle.