Diputados dio media sanción a un proyecto que aumenta de forma progresiva el impuesto a Bienes Personales en relación al patrimonio. El macrismo dejó afuera de este ajuste el sector agrario.
Cuidar al sector agrario, sigue entre las prioridades del Gobierno.
Cuidar al sector agrario, sigue entre las prioridades del Gobierno.

Con el empuje del macrismo, avanza un proyecto que reforma el régimen de Bienes Personales, que incluye un alza progresiva de la alícuota a medida que sube el patrimonio declarado, pero que exceptúa a los inmuebles rurales. La iniciativa ya consiguió media sanción en Diputados

El guiño al campo fue casi sin discusión: con 130 votos afirmativos, 38 negativos y 8 abstenciones, el proyecto que eleva el mínimo no imponible de Bienes Personales a $2.000.000 fue girado al Senado. No obstante obtuvo algunas críticas que señalan que el piso no imponible fijado "golpea a la clase media".

De esta manera, el único beneficiado será el campo que ya tuvo un aumento muy leve de retenciones, en pesos, por lo que se licuará a medida que suba el dólar. Además,  se bajó un 3% el techo del porcentaje máximo de retenciones que deberá pagar el sector.