Lujanombu asiste de lunes a viernes a más de 500 personas que desde el comienzo de la pandemia necesitan una ayuda extra. Además buscan donaciones para entregar algo rico a 300 chicos en el Día del Niño.
Logran el objetivo cada día gracias a distintas donaciones.
Logran el objetivo cada día gracias a distintas donaciones.

El Comedor Lujanombu del Barrio San José de Almirante Brown continúa asistiendo en el contexto de la pandemia del Coronavirus a más de 500 personas que de lunes a viernes llegan al lugar para recibir el almuerzo y la merienda.

Aunque el espacio ubicado en Rosales 5217 entre Tierra del Fuego y Santa Cruz hace más de 25 años que se encarga de asistir las necesidades del barrio, con el comienzo del aislamiento social cerraron sus puertas, pero no dejaron de trabajar para las familias de todo San José.

Semana a semana se fue incrementando el número de familias que comenzaron a pedir un plato de comida para compartir en sus casas cuando comenzó el aislamiento social. "Antes de la pandemia recibíamos en la institución a unos 150 niños de 0 a 16 años que se acercaban a almorzar y merendar de lunes a viernes, pero desde que arrancó la cuarentena tuvimos que asistir no sólo a esos chicos, también a todas sus familias", contó Silvia Carballo, coordinadora de las campañas solidarias del comedor.

Leé también:  Por falta de personal, el Hospital Evita de Lanús deriva pacientes de terapia intensiva y unidad coronaria

Hay anotadas en la lista del comedor, 520 personas que se acercan al comedor de lunes a viernes para recibir asistencia alimentaria.

"El espacio está en un barrio muy vulnerables, con mucha necesidad y complicado con el tema de la pandemia ya que hay casos. Así que estamos tomando todas las pedidas para evitar contagios y por el momento no hemos tenido ninguno", detalló la coordinadora.

Alrededor de 470 platos de comida por día es lo que entregan y 350 meriendas.

El almuerzo se entrega de 11.30 a 13 y la merienda de 16.30 a 18.

Aunque el comedor recibe desde siempre la ayuda municipal (para unos 50 niños) y de algunas empresas, no alcanza porque el número de personas con necesidad se incrementa día a día.

"Es una zona de carreros, de personas que se dedicaban a la gastronomía o al trabajo doméstico que no les ha quedado otra que llegar al comedor porque se quedaron sin recursos. Es muy duro porque son personas que antes no pedían y ahora tienen que recibir asistencia", detalló Silvia respecto a la situación que viven los vecinos del Barrio San José.

Leé también:  La familia de Fiore, la nena con leucemia, pide ayuda para pagar el alquiler de su casa

¿CÓMO AYUDAR? A través de las donaciones, Lujanombu puede continuar con su la labor social, pero siempre están a la espera de nuevos colaboradores que puedan ayudar.

"Estamos preparando una bolsa solidaria que queremos entregar junto a un juguete en el Día del Niño y para ello estamos juntando harina, leche, cacao, fideos, arroz, galletitas, puré de tomate y azúcar", señaló la responsable de las campañas solidarias.

Alrededor de 300 chicos del barrio deben recibir esa bolsa en la que además quieren incorporar un juguete nuevo o usado en buen estado para festejar su día.

"Todos los años hacemos festivales, pero en esta ocasión no va a poder ser posible, así que optamos y priorizamos los alimentos que es lo que más necesitan todas las familias numerosas", detalló Silvia que trabaja hace 10 años en el comedor que fundó Susana Álvarez hace más de dos décadas.

Los que puedan colaborar para el Día del Niño o con alimentos, ropa o calzado para niños, pueden acercarse al comedor de lunes a viernes de 9 a 18 o comunicándose al 1530599523.

En las redes: Facebook/Lujanombu o en Instagram @lujanombu.