La actriz luchaba contra el cáncer desde hace un año y los últimos 10 días su estado se complicó. Falleció a los 65 años. Una vida de fama y sensualidad.
Tras una lucha de un año contra el cáncer.

La veterana actriz Beatriz Salomón falleció tras una larga pelea contra el cáncer de colon, que le fue diagnosticado hace un año.

Salomón atravesó 12 sesiones de quimioterapia, tras las que experimentó una mejoría que le permitió estar presente en el cumpleaños número 18 de su hija y luego asistir al programa de Mirtha Legrand.

Aunque continuó la rehabilitación ambulatoria en su casa, los fuertes dolores que empezó a sufrir llevó a los médicos a decidir su internación en el Hospital Fernández, durante los últimos 10 días. Falleció esta tarde, a los 65 años de edad.

Tenía dos hijas: Noelia (18) y Betina (15). La actriz contó que cuando supo del diagnóstico se aferró al amor de sus hijas para poder seguir adelante con el complicado tratamiento.

Leé también:  “Hasta donde yo sé ‘Color Esperanza’ es de Coti”

FAMA. Si bien Beatriz quedó identificada como una de las recordadas "Chicas de Olmedo", durante toda su carrera trabajó con los personajes más icónicos del teatro, cine y la televisión argentina.

A pesar de ser una de las vedettes más glamorosas de la farándula en los 80' y 90', en sus inicios Beatriz sorprendió al mundo de la moda con su belleza y actitud.

En 1971, ganó el concurso de Miss San Juan, certamen que le permitió ser precandidata a Miss Universo por Argentina, donde fue premió con la mención especial de Miss Simpatía. En 1974 fue Virreina de la Fiesta Nacional del Sol, desarrollada en la Ciudad de San Juan. Eso le abrió las puertas al mundo publicitario, en el que se destacó como modelo de muchas marcas.

Leé también:  Mirtha Legrand dijo que Mauricio Macri se transformó en un fracasado

En 1980, Beatriz participó de Comandos azules en acción, su primera película. Sin embargo, tras un parate de siete años, recién en 1987 y de la mano de Olmedo empezó a tener reconocimiento masivo por cuatro películas que realizó ese año: El manosanta está cargado; Los colimbas al ataque; Galería del terror y No toca Botón.

Justamente, en la versión televisiva de No toca botón, se destacó su participación en los icónicos sketchs del "manosanta" y de "Álvarez y Borges", protagonizados por Javier Portales y Alberto Olmedo.

Tras el deceso de Olmedo, Salomón desarrolló una extensa carrera, participando en numerosas producciones televisivas, teatrales y cinematográficas. Trabajó junto a figuras como Jorge Corona, Tristán, Guillermo Francella y con la mayoría de los humoristas argentinos de esa época. Su sensualidad le valió en tres oportunidades ser tapa de las revistas Playboy y Eroticón.