El 31 de julio, en la sede de la calle Evita del Club Defensores de El Jagüel, se realizará un evento para juntar alimentos y colaborar con el pequeño que desde hace 20 días lucha por seguir adelante desde el accidente que sufrió en la Ruta 58, en el que murieron sus padres.
Enzo, fánatico de Racing, junto a Lautaro Martínez.

Desde la madrugada del 2 de julio Enzo Rucci la pelea para seguir adelante. El chico de 11 años, de El Jagüel, quedó cuadripléjico en un accidente de tránsito y perdió a sus padres. Mientras intenta recuperarse en el Sanatorio Güemes después de cuatro operaciones, amigos y vecinos buscan ayudar a la familia con todo lo que necesita en su día a día.

Por eso el 31 de julio, en el aniversario del Club Defensores de El Jagüel, la institución realizará un festival para aportar su granito de arena en esta cruzada. Durante el evento, que comenzará a las 17, recolectarán alimentos no perecederos y productos de limpieza e higiene personal para entregárselos a la familia del niño.

Leé también:  Realizan partidos de fútbol para ayudar a la Casa de Encuentro de Banfield

“La idea es darles una mano. Desde hace tiempo venimos siguiendo la evolución de Enzo y estamos al pie del cañón para ayudar en lo que sea”, contó Daniel Ledesma, presidente del club.

Durante la jornada habrá shows musicales de artistas de la movida tropical, juegos y sorteos y desde la institución evalúan por estos días llevar la celebración a la calle.

La historia de Enzo conmovió al país y se hizo viral a través de redes sociales. Como el chico es fanático de Racing, los jugadores de la Academia lo fueron a visitar al sanatorio y les llevaron regalos para motivarlo en su recuperación.

A partir de ahí las muestras de solidaridad empezaron a llegar de todos lados. Tal es así que la familia se había puesto en campaña para construirle una habitación especial para cuando sea dado de alta y el Municipio de Esteban Echeverría se encargó de cubrir eso.

Leé también:  Organización Aconcagua se prepara para emprender un nuevo viaje solidario

Enzo ahora sigue evolucionando. Va mejorando de a poco, y si se sigue recuperando en algunas semanas podrá volver a su casa, con sus hermanos.

El 2 de julio el pequeño viajaba junto a su madre y su padre por la Ruta 58 en sentido a San Vicente, cuando su vehículo impactó de frente contra otro auto, en el que viajaba un oficial de Policía. Ambos conductores murieron en el acto, mientras la mamá de Enzo falleció horas después en el Hospital Cuenca Alta de Cañuelas.

A partir de ahí Enzo comenzó a desandar un largo camino que incluyó intervenciones quirúrgicas, el seguimiento de médicos especialistas y remedios, todo para aferrarse a la vida.