Se trata de Bruno Marcolla, que con ayuda de su mamá, publicó un video en YouTube para concientizar a la gente sobre que significa tener Trastorno de Espectro Autista.
Bruno con su hermana Olivia, de solo 3 años.

Con solo 9 años, Bruno Marcolla, un niño de Temperley, se transformó en el protagonista de una iniciativa más que conmovedora. Cámara en mano y con ayuda de su mamá, se filmó durante días en clave de reality para contar cómo es vivir con autismo en primera persona.

El video está colgado YouTube y tiene cientos de visualizaciones. Busca concientizar sobre el Trastorno de Espectro Autista y qué implicaciones tiene en el día a día de una persona. La idea surgió luego de una experiencia piloto en 2018, ahora con un guión más descontracturado.

Leé también:  El Parque de Lomas se viste de azul para hablar sobre el autismo

“El año pasado hicimos un video, para que llevara al cole, que tuvo mucha difusión. Ahora la idea era mostrar un poco su día a día, cómo es la cotidianeidad de una persona con autismo, para que todos vean que no es muy distinta a la de los demás”, contó su mamá, Micaela Florentino, que se desempeña como docente en la Escuela Nº 15 de Banfield.

El video dura ocho minutos y se titula “En mis zapas”. Está íntegramente protagonizado por Bruno, que se filma durante varios días de la semana, y cuenta lo que hace, lo que piensa, cómo está compuesta su familia, quiénes son sus amigos y muestra las actividades que realiza.

Leé también:  Llega un evento solidario y gratuito para concientizar sobre autismo
Bruno con su mamá, Micaela.

“A veces es muy cansador. Voy al cole, voy a taekwondo, voy a teatro y voy a terapias (…) A veces me cuesta quedarme quieto y prestar atención. (…) Soy un poco bastante protestón. Si no me salen las cosas como quiero, me enojo; y digo cosas que no debería. Soy un poco diferente, pero eso es bueno”, dice el niño, con una sinceridad brutal.

El Trastorno de Espectro Autista afecta a 1 de cada 59 niños en la Argentina. Se diagnostica con certeza a partir de los 3 años y al tratarse de una condición, la realidad de cada persona es distinta según su grado de interacción, comunicación y comportamiento con los demás.

Leé también:  Muestra artística en el Galpón de Banfield

“La verdad que mucha gente piensa que las personas con autismo tienen una vida muy distinta, y la realidad es que eso no es así. No es una limitación ni algo malo. Por eso es importante hablar y perder el miedo, ya que cuando se habla de autismo, se puede acompañar, apoyar y entender cómo tratar a una persona con autismo”, dice Florentino.

La experiencia para el niño, según cuenta su madre, fue gratificante. “La verdad que a él le encantó. Se filmó durante muchísimas horas y lo que se ve es apenas un complicado de un montonazo de videos que hizo. Se sintió como un youtuber, de esos que les gustan a él”, cerró.