En medio del contexto que vive el país, Gabriel decidió pagarle cuatro cuotas sociales a dos hinchas que el club decida y los elegidos fueron Adriana y Diego, que realizan acciones solidarias en medio de la cuarentena por el Coronavirus.
Los hinchas de Temperley, unidos en la solidaridad.

En silencio y sin dar a conocer su identidad, un socio de Temperley sacó a relucir su costado más solidario en medio de la pandemia del Coronavirus y, de manera desinteresada y transformándolo en un gran círculo virtuoso, le abonó cuatro cuotas a dos socios del Gasolero que realizan acciones solidarias en esta cuarentena.

Este hincha solidario llamado Gabriel (no reveló su apellido) se comunicó con la administración del club para comentarles su intención de ayudar “a los que no van a poder hacerle frente a la cuota”, según reza en el mail que mandó, y se ofreció para colaborar con ellos, enfocado en dos objetivos claros: colaborar con el club de sus amores y a su vez brinda ayuda a otros socios.

De esta manera, y tras informarle que se ofrecía a pagar las cuotas “de aquellas personas que el club considere que efectivamente tienen voluntad y que, por los problemas que afrontamos, no lo pueden hacerlo”, la entidad sureña eligió a los dos beneficiados: Adriana Olivera, que es jugadora de handball de la institución y desde el primer día colabora con la ONG “No seas pavote”, y Diego Otero, que desde el inicio de la cuarentena trabaja en el merendero "Copita de leche", de José Marmol, que alberga a 94 chicos y sus familias.

Leé también:  Temperley avanza las charlas con Ibáñez y González
Diego tuvo su recompensa por su costado solidario.

Diego se enteró cuando sus amigos le mandaron capturas de pantallas de las redes sociales felicitándolo por la decisión que tomó el club Temperley.  “La verdad que me llena de orgulloso y es una caricia al alma”, señaló ante Diario La Unión, emocionado por esta iniciativa. “La verdad no lo esperaba porque esto que hacemos es de corazón y sin pedir nada a cambio, pero es muy lindo que te lo reconozcan así”, agregó.

Este hincha se mostró “muy agradecido” por el gesto que tuvo Gabriel y comentó que le gustaría conocerlo. “No pude hablar con él porque quiso mantenerse en el anonimato, pero espero poder conocerlo algún día y agradecerle de manera personal el gesto que tuvo”, señaló el joven que ayuda todos los días con un merendero de José Marmol.

Leé también:  Cólzera regresa al Gasolero

El socio solidario no dio a conocer su identidad, pero su gesto habla por sí solo, como así también en Diego y Adriana, que de manera desinteresada trabajan para ayudar a los más necesitados y, sin esperarlo, tuvieron su merecida recompensa. Y todo esto unido por Temperley, el club de sus amores.

“Temperley es familia. En la cancha hice muchísimos amigos y amigas, a los que considero familia porque siempre estamos todos para ayudar al otro y es algo de lo más lindo que tiene Temperley. A diferencia de todos los demás clubes, nosotros  somos una familia y una familia muy unida aún sin conocernos”, concluyó Diego.

MÁS INFO: Los que deseen colaborar con en el merendero "Copita de leche", que alberga y da alimentos a 94 familias en medio de la cuarentena, pueden hacerlo con alimento no perecederos, ropa de abrigo y juguetes.