El Gasolero pagó caro la falta de eficacia, no lo liquidó a tiempo, y perdió dos puntos valioso en su visita al debilitado Nueva Chicago, que festejo el empate conseguido.
El Gasolero pagó caro su falta de eficacia y perdió dos puntos en Mataderos.

La falta de contundencia frenó y amargó el dulce andar que Temperley tiene en la Primera Nacional y por eso se fue masticando bronca de Matadores, donde dejó escapar dos puntos valiosos al igualar 1-1 con Nueva Chicago y quedó a cuatro unidades del líder Atlanta.

Esa bronca final se explica en el hecho de que el trámite del partido, como marcaba a la realidad de ambos equipos, estaba a merced del elenco de Perazzo, especialista en saber jugar con la ventaja y las urgencias del rival.

Leé también:  Respetar los horarios de cada comida y manejar la ansiedad, las claves de la nutricionista del Club Temperley para la cuarentena

El golazo de González, que  conectó con elegancia tras un buen desborde de Messiniti, parecía acomodar la historia a favor de los visitantes. Ese grito del volante ofensivo le sentaba bárbaro para llevar a cabo su receta: jugar de contra y liquidar la historia con la explosión de sus atacantes.

Messiniti, de cabeza, había anotado el 2-0, pero fue mal anulado.

Pero ahí, con un trámite que imaginó como ideal en la previa del encuentro, pagó caro la falta de eficacia: no estuvo fino de los metros finales, desperdició varias situaciones y dejó con vida a Chicago hasta el final.

Si bien el juego del elenco de Rodolfo De Paoli no generaba problemas para la última línea del Gasolero, el hecho de no liquidar la historia con las jugadas de Messiniti -una en el primer tiempo (gol mal anulado) y otra en el complemento- alimentó la ilusión de local.

Leé también:  Perazzo: "Se debe priorizar la vida de la gente"
Fattori pelea con González, que se fue lesionado.

Y eso, sustentado en el amor propio, lo animó a más. De a poco empezó acercarse con peligro al arco de Crivelli y a los 33 minutos, beneficiado por un error de Di Lorenzo que desordenó a toda la defensa, Araujo aprovechó su chance y puso el 1-1 con un remate  cruzado y muy preciso.

Temperley se quiso recuperar en los minutos finales, pero ya era tarde. No aprovechó su momento y lo pagó caro. Ahora quedó a cuatro de Atlanta y afuera de la zona de Reducido. Chicago, en tanto, sigue hundido en el fondo.