"Por ahora, hemos decidido no ingresar más gente al país hasta que nos organicemos", explicó el presidente Alberto Fernández. Solo podrán volver mayores de 65 años.
Muchos argentinos duermen en los aeropuertos a la espera de una solución para volver al país.

El presidente Alberto Fernández este miércoles aseguró que los vuelos para repatriar a los argentinos que están varados en el exterior por el momento quedaron suspendidos y que las personas que se encuentran fuera del país "deberán esperar un poco" para volver.

"Salvo algún caso excepcional los regresos están restringidos", enfatizó Fernández en diálogo esta tarde con el programa "Cortá por Lozano", y adelantó que ya instruyó al canciller Felipe Solá para que el Estado ayude a quienes tienen que esperar fuera del país.

Leé también:  El Coronavirus golpea con dureza en España: otro récord diario eleva los muertos a 5.560

La medida, analizada en medio de un profundo hermetismo en la Casa Rosada, implica que el Aeropuerto Internacional de Ezeiza dejará de estar operativo, salvo casos especiales, y que las fronteras terrestres también quedarán cerradas por completo.

"Por ahora hemos decidido no ingresar más gente al país hasta que nos organicemos (...) Estamos tratando de reglamentar el ingreso de los mayores de 65 años. El resto va a tener que esperar un poco", señaló el Presidente desde su despacho de la Quinta de Olivos.

Hasta el momento fueron más de 35 los vuelos repatriación que realizó Aerolíneas Argentinas, pero aún son cerca de 10 mil los argentinos que esperan regresar al país. Muchos de ellos lo hacen durmiendo en los aeropuertos, a la espera de una respuesta.

Leé también:  Ezequiel Muñoz, puertas adentro

Son los casos de los ciudadanos que quedaron varados en las ciudades de Cartagena, Bogotá, Cancún, Punta Cana, San Pablo, Filipinas entre otros destinos turísticos.

"Ya di instrucciones de que ayuden con recursos a quienes se encuentran en el exterior, pero van a tener que esperar un poco", insistió.