El Gobierno postergó el incremento en los precios para después de las elecciones primarias a fin de no caer en la intención de voto. Se estima que aumentará más del 10% a partir de la próxima semana.
Subirán las naftas otra vez.

Las empresas petroleras advirtieron que los precios del combustible en los surtidores arrastran un retraso de alrededor del 10% y que habrá más aumentos tras las PASO. Así lo estimó el secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible (CEC), Raúl Castellanos, quien sostuvo que la suba será de entre "un 10% o un 11%".

"Tenemos una pauta muy clara que es el incremento que tuvieron (en el sector) los precios mayoristas”, resaltó Castellanos, en declaraciones a Radio Rivadavia. Y explicó que el combustible "es exactamente el mismo combustible con exactamente el mismo costo de producción".

En julio, la nafta subió un 7,2% y el gasoil aumentó un 6%, pero se prevé que el precio se eleve aún más luego de las primarias, debido a que el Gobierno pisa el precio para evitar un aumento de la inflación que complique las aspiraciones electorales.