El Sindicato de Petroleros lanzó la advertencia luego de que el gobierno decidiera recortar los estímulos al desarrollo del gas no convencional, lo que pondría en riesgo varios proyectos para la extracción de combustible no convencional.
El martes habrá una asamblea para resolver los pasos a seguir.

Tras la decisión del Gobierno de recortar subsidios en Vaca Muerta, lo que pondría en riesgo varios proyectos privados en el megayacimiento de Neuquén, el gremio de los petroleros advirtió que “si tocan a un solo trabajador, se caen los acuerdos” con las empresas internacionales para la extracción de combustible no convencional.

Al igual que las petroleras, el Sindicato de Petróleo y Gas Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, se puso en alerta ante la posibilidad de un freno en el desarrollo del yacimiento, lo que podría generar pérdidas millonarias a empresas y potenciales despidos.

En un comunicado, Pereyra rechazó la decisión del Gobierno de recortar los estímulos al desarrollo del gas no convencional enmarcados en la resolución 46, «porque se trata de una medida que afecta directamente al crecimiento, al desarrollo y al trabajo de los neuquinos y del país».

“El sindicato trabajó fuertemente para llegar a la situación actual y el Gobierno no puede cambiar las reglas del juego de un día para otro porque están atacando a los trabajadores”, alertó.

Pereyra aseguró que no es papel del sindicato intervenir en la normativa, pero aclaró que la Casa Rosada y las empresas “tienen que resolver este tema, porque no se pueden romper los acuerdos y cambiar las reglas de juego de un día para otro porque hay mucho en juego”.

«En esto hay que actuar con seriedad, algo que evidentemente está faltando en quienes toman decisiones», se quejó el dirigente sindical y agregó que «existe mucha preocupación entre los compañeros de Añelo, donde he mantenido reuniones y asambleas porque ven que todo el esfuerzo que se ha hecho puede resultar en vano».

El martes se realizará a las 8:00 una asamblea en Añelo -localidad ubicada en el epicentro del yacimiento-, donde los organizadores aguardan la presencia de unos 20 mil empleados.

En la semana y tras el anuncio del Gobierno, la compañía Tecpetrol, que pertenece al grupo Techint, anunció que podría revisar su plan de inversiones. La compañía envió un comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNV) en la que reclama una deuda al gobierno de $5.655 millones por el 2018 y amenaza con revisar su plan de inversiones.

A su vez, la petrolera YPF se quejó por la determinación del Gobierno de quitar los subsidios en Vaca Muerta, al estimar pérdidas por aproximadamente US$ 60 millones, mientras advirtió que deberá revisar sus inversiones.