Más de 5 mil juguetes con sustancias químicas tóxicas y alucinógenas que no cumplían con las normas de seguridad, cuyo valor de venta ascendía a $1 millón, fueron secuestrados en los últimos días en diez allanamientos realizados en jugueterías del barrio porteño de Once, informó este la Policía de la Ciudad.
fueron sacados de circulación.
fueron sacados de circulación.

Los procedimientos fueron realizados por personal de la División Operaciones Especiales de la Policía de la Ciudad, en cooperación con agentes de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) y Lealtad Comercial, en diez locales ubicados en la calle Perón, en un radio de dos cuadras entre las alturas 2500 y 2700.

Leé también:  Subte: Metrodelegados dieron detalles sobre trabajadores afectados por asbesto

Según las fuentes, las distintas inspecciones se iniciaron a raíz de tareas investigativas ordenadas por la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo del doctor Blas Matías Michienzi, vinculadas a la venta de juguetes fabricados con productos nocivos para la salud.

En total fueron secuestrados 176 bultos que contenían 5.319 juguetes de distinta variedad, los que puestos a la venta alcanzarían un valor de mercado de $1.006.225.

Los productos "no cumplían con los requerimientos del rotulado y etiquetado previstos en las normas de seguridad, y tampoco contaban con un proceso de certificación que validara sus componentes químicos, físicos y mecánicos, lo que podría provocar diversos daños a los usuarios, pudiendo causar inclusive problemas oncológicos", explicaron.

Leé también:  El Gobierno abre la puerta para que las prepagas ofrezcan servicios “low cost”

Tras los operativos, la AGC clausuró tres jugueterías y fueron labradas actas a los propietarios de todos los locales inspeccionados, por violación al artículo 79 del Código Contravencional (ejercer ilegítimamente una actividad).

Los productos incautados serán peritados por la Cámara Argentina del Juguete, y tras ello destruidos.