El proyecto, que había quedado paralizado desde principios de 2019, se retomó tras las gestiones del Municipio con AySA. La obra comprende 40 mil metros de cañerías y más 700 metros de pavimentación.
Los trabajos se están llevando a cabo sobre Ejército de Los Andes.

Otra obra que estaba paralizada se volvió a reactivar. Se trata de la Red Secundaria Cloacal Fiorito 1, que comprende la instalación de 40 mil metros de cañerías para beneficiar a 50 mil vecinos que accederán a un servicio esencial.

"Estaba paralizada desde principios del 2019 en virtud del desfinanciamiento que sufrió la empresa AySA los últimos cuatro años. El abandono causó deterioros principalmente en la Avenida Ejercito de Los Andes, dificultando notoriamente su transitabilidad y generando grandes perjuicios a nuestros habitantes", señaló el secretario de Obras y Servicios Públicos de Lomas, Emiliano Piergiovanni, quien recorrió los trabajos junto al secretario de Gobierno, Martín Chorén; y el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín.

Leé también:  Martín: "Pudimos cortar la cadena de contagios masivos y aislar bien a los pacientes"

A lo largo del año pasado, el Municipio impulsó varias presentaciones legales para solicitar que se reactiven los proyectos cloacales de la empresa que depende del Estado nacional. Por las obras inconclusas, el pavimento roto obstaculizaba la circulación tanto en calles como veredas.

"Las gestiones realizadas por el intendente, Martín Insaurralde, y la predisposición y accionar de la presidenta de AySA, Malena Galmarini, permitieron la reactivación que muestra la diferencia entre un Estado presente y uno ausente. Una nueva empresa, Cetaco, esta tomando la responsabilidad de terminar la obra y poner en funcionamiento la red", indicó Piergiovanni.

Además de la comprobación del estado general de toda la cañería, desde Obras Públicas informaron que sobre Ejército de Los Andes se están desagotando las bocas de registro, limpiando la tubería y desobstruyendo en el caso que sea necesario.

Leé también:  Alrededor de 8.500 vecinos de Ezeiza acceden a la red de agua

Una vez realizados estos trabajos, las cuadrillas comenzaron con la pavimentación en hormigón a lo largo de más de 700 metros de la avenida, entre Camino Negro y la calle Roberto Arlt.

A mediados de mayo, el Municipio y Aysa reanudaron la extensión de la red secundaria de cloacas de Budge, un proyecto que comprende la instalación de más de 50 mil metros lineales de nuevas cañerías y que beneficiará a 22 mil vecinos.

Las gestión del Municipio con AySA permitió la reactivación.