En una entrevista, el presidente Alberto Fernández dejó entrever esa posibilidad: “Las tarifas no se van a aumentar y vamos a terminar con la dolarización”, dijo, y evaluó que no se tomarán decisiones al respecto hasta mitad de 2020.
Aún no es una confirmación oficial el congelamiento.

El presidente Alberto Fernández dejó entrever la posibilidad de que su Gobierno congele las tarifas de los servicios públicos al menos hasta el 30 de junio, día en que ya estará decidido un nuevo esquema que, además, incluirá una desdolarización del sistema tarifario.

“Las tarifas no se van a aumentar y vamos a terminar con la dolarización”, dijo durante una entrevista televisiva con Telefé Noticias, donde también dijo que la alícuota de Bienes Personales tendrá un incremento.

Según puntualizó el jefe del Estado, los ajustes de tarifas están suspendidos "porque el gobierno de Mauricio Macri suspendió aumentos que había que disponer para después de las elecciones. Se fue sin aplicar esos aumentos y nosotros no los vamos a aplicar”.

En cuanto a los meses que pasen hasta el fin del período sin incrementos, Fernández subrayó que la Casa Rosada analizará los pasos a seguir. "Hasta el 30 de junio nos vamos a dar tiempo para redeterminar el sentido de las tarifas”, sostuvo.

“A nuestro juicio deben servir al modelo productivo. Este sistema le sirve a los que producen energía pero no a los otros, no al resto de la Argentina. No tengo interés en discutir lo que han ganado las empresas, ahora necesito que ayuden”, añadió.

Sobre Bienes Personales el presidente apuntó que "va a volver a tener la alícuota de 2015 y lo que vamos a hacer ahora, es gravar los bienes que están en el exterior; si el bien está en el exterior, la alícuota se multiplica por dos. Si los bienes financieros se repatrian en Argentina, pagan como si estuvieran en Argentina. Es decir, beneficiamos a quienes traigan los bienes a la Argentina”.