Si bien Mauricio Macri había confirmado la medida por tres meses, las petroleras la rechazaron, entonces se implementará unilateralmente y teniendo como referencia los valores del 9 de agosto.

Entre las medidas que anunció Mauricio Macri para intentar llevar alivio a los argentinos en medio de la crisis, estaba la del congelamiento de la nafta y el gasoil por tres meses. Sin embargo, horas después de ese anuncio, el Gobierno decidió postergar la publicación de esa resolución en el Boletín Oficial, a fin de acordar primero el tema con las petroleras. Pero ese acuerdo fue rechazado por las firmas, entonces el Gobierno dictará la ley de Abastecimiento.

Leé también:  Sigue el acampe de cara al tratamiento de una suba de planes sociales
Las petroleras se plantaron.
Las petroleras se plantaron.

Si bien desde Casa Rosada mantuvieron conversaciones telefónicas con las principales empresas del sector bien temprano por la mañana, pero no hubo acuerdo; entonces, utilizará como base la ley de Abastecimiento sancionada en 1974 para ordenar la medida, tomando como referencia los valores de venta del 9 de agosto: esto significa fijar el tipo de cambio a $45,19 (mercado mayorista) y el precio internacional del petróleo a US$59 (índice Brent). En la práctica, con un dólar cercano a los $60, el barril criollo costaría menos de US$45.

Las críticas no tardaron en llegar: el líder camionero, Hugo Moyano, acusó al Presidente por "incapaz". "Dice una cosa a la mañana y se la rechazan a la tarde", señaló el gremialista, quien además minimizó las medidas de emergencia económica y electoral, al tiempo que advirtió sobre una supuesta "pérdida de autoridad".