Agustín Rossi, el arquero al que se le venció el préstamo, no irá al Montpellier de Francia. Si bien la intención de Boca sigue siendo una venta, en el Granate se ilusionan, más allá de la contratación última de Lucas Acosta.
La negociación con el club francés quedó trunca. ¿Se ilusiona Lanús?

La dirigencia de Lanús cerró el pasado miércoles a Lucas Acosta como refuerzo para el arco. Al cordobés lo venían siguiendo desde hace un par de años, pero por diferentes motivos nunca se concretaba su llegada. Hasta que quedó libre y firmó en el Granate.

Lanús fue en busca de Acosta porque Agustín Rossi finalizó su préstamo y volvió a Boca, dueño de su pase. Pero nunca perdió las esperanzas de prolongar el vínculo. Lo que pasa es que el club que preside Jorge Ameal lo quiere vender al exterior, ya que no quiere ser suplente de Esteban Andrada, una de las figuras del equipo de Miguel Ángel Russo.

Leé también:  Cómo será la vuelta al trabajo del plantel de Lanús

En las últimas horas, Montpellier, equipo de la Ligue 1 de Francia, desistió de contratar a Rossi, ya que quería un préstamo con obligación de compra, ante la elevada suma de dólares que pide Boca, y que tampoco Lanús está en condiciones de abonar.

El club de la región costera de Languedoc-Rosellón se acaba de desprender del argentino Gerónimo Rulli, que concluyó su vínculo y regresó a la Real Sociedad, de La Liga de España. Pero como el "1" Xeneize no está dentro de las pretensiones económicas, ahora buscan a Ezequiel Unzain, de Defensa y Justicia.

Tampoco prosperó lo de Rossi al Udinese de la Serie A TIM de Italia, por lo que Lanús se mantiene expectante sobre el futuro del ex Chacarita Juniors y Estudiantes de La Plata. Tanto la dirigencia encabezada por Nicolás Russo como el entrenador Luis Zubeldía, quisieron siempre contar con Rossi, de muy buena temporada en el arco Granate y factor clave de la clasificación a la siguiente etapa de la Copa Sudamericana.