El Comedor Ale y Darío de Santa Marta festejó sus 15 años junto a más de 50 chicos del barrio que se acercaron a disfrutar de una tarde en la que hubo música, juegos y espectáculos.

Además de la merienda y la cena, se dan clases de apoyo escolar.

“Es una felicidad inmensa estar acá junto a Tere, que hace un trabajo extraordinario del que nos da mucha alegría participar. Lo que nos pide Martín (Insaurralde) es potenciar este tipo de espacios que cumplen un papel importantísimo en la comunidad”, aseguró el diputado provincial Federico Otermín.

En la institución, ubicada en Neuquén 13, además de la merienda y la cena, se dan clases de apoyo escolar, se realizan jornadas recreativas y funcionan una biblioteca, una juegoteca y un ropero comunitario.

Leé también:  Contener la pandemia: las unidades sanitarias de Lomas se renuevan e incorporan nuevos servicios