Las cámaras de seguridad fueron claves para conocer lo que sucedió con un vecino del Partido de Avellaneda cuando en la puerta de su vivienda fue interceptado por delincuentes que lo golpearon, le sustrajeron algunas de sus pertenencias y le dispararon cerca de los pies.

El ataque se conoció gracias al video de una de las cámaras de seguridad de la localidad de Wilde, en el Partido de Avellaneda. El hecho ocurrió ayer por la mañana, cuando un vecino salió de su casa para ordenar el baúl de su auto y fue atacado por dos delincuentes a bordo de una moto, se acercaron a la víctima, lo golpearon, le robaron y hasta le dispararon un tiro cerca de los pies para asustarlo.

Leé también:  Avellaneda: hallaron el cuerpo maniatado de un hombre en un departamento

Marcos, el hijo del hombre atacado, un ingeniero de 58 años, contó este lunes que su papá está bien, pero "le pegaron un culatazo y algún que otro golpe en el piso, él trató de escapar y se cayó. Tiene raspones en la rodilla y el brazo. Le dieron un punto en la cabeza, sangró muchísimo".

El hijo aseguró, además, que cuando su padre salió de la casa, se le vino la moto encima y los dos delincuentes le pegaron en la cabeza mientras estaba en el piso. "Después dispararon cerca de sus pies para asustarlo. Fue todo muy rápido, fueron segundos", agregó.

Respecto de la seguridad en Wilde, Marcos indicó: "Es súper común esto en el barrio, es un chiste entre nosotros escuchar una moto y decir que hay que salir corriendo. Esto es tierra de nadie. Sé que es una frase trillada, pero Wilde es tierra de nadie. No hay policías en la calle".

Leé también:  Detuvieron a un jefe de la Policía Federal por extorsionar a un comerciante de Avellaneda

Marcos también indicó que en medio del aislamiento decretado por la pandemia de Coronavirus sí se ven agentes en las calles, y pidió que esos mismos también se encarguen de la seguridad para que no ocurran casos como el de su padre.

La moto con la que se cometió el asalto es una Suzuki roja, conocida "por hacer este tipo de robos".