La banda, integrada por seis músicos de la región, sale a escena para celebrar sus tres años pisando los escenarios y cerrando el 2019 en un encuentro para toda la familia. Este domingo, en El Padilla.

Ron & Velas es una banda de gestión independiente integrada por un sexteto de músicos de la región que interpreta los clásicos de la cumbia colombiana, del vallenato y de otros estilos, con su toque argentino.

El grupo celebra sus tres años de vida sobre los escenarios y le baja la cortina al 2019 este domingo, aprovechando la víspera de un feriado, en El Padilla, en Temperley.

“Somos una banda independiente, autogestiva, que viene  remándola de abajo. Somos con una cooperativa y somos todos músicos de la zona”, le comenta a La Unión Diego Ponce, acordeonista y cantante del grupo.

Nació a partir del reencuentro de viejos amigos del barrio que de chicos dieron sus primeros pasos en la música juntos y que, luego de distanciarse por cuestiones de la vida, se vuelven a ver las caras en este proyecto.

Leé también:  El ex One Direction llega a la Argentina

Con su primer disco abajo del brazo, proponen un recorrido por la música popular de Colombia. “El estilo que hacemos es cumbia colombiana y algunos vallenatos, todos clásicos que reinterpretamos a nuestro estilo. Ahora también estamos componiendo temas propios”, acota.

La cumbia, en todos sus variantes, es un género que llegó para quedarse y tiene una amplia movida local. “La cumbia está muy metida en Argentina y nos apropiamos de ese ritmo. En Lomas y en todos nuestros barrios sonaba mucha cumbia cuando éramos chicos y fuimos mamando ese estilo”, recuerda Diego.

El show de este domingo es “apto para toda la familia, para que se vengan a divertir y tener un poco de alegría”.

Ron & Velas tendrá varios invitados, como la sección de vientos de La Rumbadera, y también serán de la partida Los Guacharraskas, un combo del oeste del Conurbano, y musicaliza El Freud de la Villa, un reconocido DJ y standapero.

Leé también:  Paul McCartney encabezará el Festival de Glastonbury

UN ROMANCE CON EL ACORDEÓN. Diego Ponce toca varios instrumentos, pero su romance se produjo con el acordeón, instrumento clave dentro de un grupo de cumbia. “Por la cumbia, el acordeón siempre me gustó, aunque yo también soy bajista y tecladista. Toco una acordeón diatónica de tres hilares que tiene un sonido más brilloso, acá se toca mucho el acordeón a piano que tiene un sonido más opaco”, explica.

También desempolva una vieja historia sobre cómo este instrumento se metió en la cultura popular colombiana.

“Un barco alemán cargado de acordeones venía para Argentina y se tuvo que desviar y llego a Colombia. Con los esclavos, el acordeón se empezó a mezclar con los tambores y con otros ritmos”, cierra.

MÁS INFO. Ron & Velas, este domingo a las 23 en El Padilla, Meeks 1058, Temperley. Entrada, $250; anticipadas, $200.