Jóvenes de entre 18 y 19 años resultaron heridos cuando intentaron asaltar a un oficial de la federal en su casa de Llavallol, quien se defendió con disparos.
Quisieron asaltar a un policía de la federal que se defendió a balazos.
Quisieron asaltar a un policía de la Federal que se defendió a balazos.

Tres jóvenes quedaron detenidos cuando eran atendidos en un centro de salud de Longchamps, adonde llegaron por distintas heridas de bala que sufrieron en un intento de robo a un policía en su casa de Llavallol.

Todo se inició en Burzaco, donde los delincuentes robaron un vehículo con el que se movilizaron hasta la localidad de Llavallol para asaltar la vivienda del oficial de la Federal.

Los tres jóvenes, uno menor de edad y otros dos de 18 y 19 años, residentes en Guernica y Glew, fueron detenidos tras el episodio que protagonizaron en la casa de la calle Polonia al 1300 de Llavallol, Partido de Lomas.

Leé también:  Juzgarán al esposo y al cuñado por el femicidio de Marcela Coronel

Cuando los médicos recibieron a los delincuentes heridos dieron intervención a la policía. Uno de ellos estaba herido en la cara y otro en la zona alta de la espalda tras los disparos que les propinó el Policía al que intentaron asaltar.

Cuando la policía llegó a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Longchamps los interrogó y notó versiones incongruentes entre sí, por eso los detuvo. Afuera del centro de salud estacionaron el auto robado con impactos de bala.

Con ese vehículo intentaron asaltar al oficial, pero el uniformado resistió a los disparos, hiriendo a dos de ellos.

La Fiscalía 5 de Lomas de Zamora ordenó la detención de los tres, tanto del menor de 16 años como de los mayores de edad por el delito de robo calificado por uso de arma de fuego, aunque el fiscal imputó al policía por lesiones graves.

Leé también:  Glew: matan a un hombre que había sido apuñalado durante una pelea