En la Plaza Belgrano ya se colocaron los primeros puestos del paseo comercial adonde se reubicarán a 56 puesteros en total. Habrá multas para la venta ilegal.

Los puestos ya están instalados en la Plaza Belgrano.

El plan de reordenamiento de la venta ambulante en Lanús ya está en marcha. En la Plaza Manuel Belgrano, ubicada a pasos de la estación de tren de la ciudad, colocaron las primeras estructuras metálicas del paseo comercial que permitirá reubicar a 56 puesteros y artesanos que ya trabajaban en la zona, pero ahora lo harán de manera formal.

El proyecto comenzó a implementarse luego de que el Concejo Deliberante aprobara una ordenanza que grava la actividad callejera y creó un registro de vendedores ambulantes. Según un relevamiento de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), en el distrito existen unos 107 puestos de venta callejera, pero menos de la mitad se acogerían a la ley vigente.

Leé también:  Cayó una banda que se dedicaba a robar a pasajeros de colectivos y a choferes de Uber

“Esto está pensado para vecinos de Lanús. Hay muchos vendedores que no son del Partido y muchos otros que ni siquiera tienen documentos. Esto va a ordenar la zona de la estación”, aseguró Carlos Tagliafico, subsecretario de Control Comunal del Municipio.

Según informaron desde el Poder Ejecutivo, en el paseo solo permitirá la venta de productos artesanales con licencia y quedará terminantemente prohibida la comercialización de ropa, anteojos, zapatillas o mantas “truchas”.  “No va más todo eso”, resaltó Tagliafico y comentó que en el caso de que haya incumplimientos habrá multas.

“Si declaraste que ibas a vender vestidos de lana y estás vendiendo ojotas se te hace un apercibimiento, al tercero se le levantará el puesto”, adelantó el funcionario.

Leé también:  Restricciones: los supermercados de Lanús sólo pueden vender artículos esenciales

La medida ya levantó quejas de los vendedores ambulantes, pero desde el Ejecutivo explicaron que serán tajantes con el cumplimiento de la ley. “Vamos a salir a recorrer los centros comerciales y evitar que armen puestos”, señalaron.

Los puestos se instalaron días atrás a partir de una donación del Bingo Lanús y se estima que en una semana más tardar podrían comenzar a funcionar. Los vendedores contarán con un medidor en el lugar para tener luz y deberán abonar un canon mensual de $1000.