Se trata de la ex Sociedad de Fomento y Primeros Auxilios ubicada en Lora y Salaberry. Se restaurará y se pondrá a disposición de la gente.
los vecinos celebraron con la sensación del deber cumplido.

Después de 30 años de una lucha incansable, los vecinos de Claypole lograron alcanzar un viejo anhelo: el Municipio de Almirante Brown adquirió el inmueble de la esquina de Félix Lora y Domingo Salaberry, donde funcionaba la ex Sociedad de Fomento y Primeros Auxilios de la localidad, y anunció que lo pondrá al servicio de la comunidad.

El edificio, declarado como parte del patrimonio histórico de la ciudad, se encuentra en pésimas condiciones, prácticamente en estado de abandono. Ahora, se conformará una mesa de trabajo constituida por funcionarios del Gobierno local, instituciones y referentes barriales para que entre todos se analicen proyectos e iniciativas para llevar adelante en el lugar.

“Se trataba de una demanda histórica y ahora podemos comenzar a transformar a este edificio emblemático en un espacio comunitario al servicio de los vecinos de Claypole”, remarcó el secretario de Gobierno de Almirante Brown, Nicolás Jawtuschenko.

Los vecinos de Claypole celebraron. El inmueble es considerado desde su fundación, el 20 de marzo de 1932, un núcleo comunitario histórico para el barrio, ya que a lo largo de los años funcionaron allí distintos espacios de encuentro, como la Sociedad de Fomento y Primeros Auxilios, una biblioteca, una comisaría, una sede de la Escuela Técnica local, un centro cultural y hasta una Sala de Primeros Auxilios en la que nacieron vecinos y vecinas.

Allí funcionó primero la Sociedad de Fomento y Primeros Auxilios que fue presidida por el poeta, letrista y ciudadano ilustre local Celedonio Esteban Flores.

Luego fue utilizado para diversas actividades sociales y comunitarias hasta que en la década de 1990 comenzó una importante debacle que terminó con el edificio abandonado y con un deterioro muy grande que se extendió durante casi 30 años.

A raíz de esta situación, la recuperación del lugar se transformó todo un desafío para la comunidad. Fue la Junta de Vecinos Independientes de Claypole la que mantuvo en agenda durante mucho tiempo este reclamo a lo largo de todas las gestiones municipales.

Allí funcionó primero la Sociedad de Fomento y Primeros Auxilios, presidida por Celedonio esteban Flores.

El entonces intendente Darío Giustozzi les había prometido que sacaría a los intrusos que se habían apropiado del lugar y que recuperaría el edificio, pero eso nunca pasó.

Al final de un largo camino finalmente parecería haber llegado la respuesta: primero fue declarado Patrimonio Histórico de Almirante Brown, luego inmueble de utilidad pública por el valor que tiene y ahora fue adquirido por el Gobierno local.

El deseo es que ahora, la vieja Sociedad de Fomento  vuelva a abrir sus puertas.