Vecinos se acercaron hasta la sede de Toll al 1500 para reclamar la falta de respuestas de la empresa y tuvo que intervenir personal de Gendarmería nacional.

Hubo tumultos, empujones, gritos y peleas.

Las oficinas de Edesur de Adrogué fueron un verdadero caos este lunes debido a la gran cantidad de vecinos que se acercó a realizar reclamos, a raíz de los reiterados cortes de luz que se produjeron en los últimos días en distintos barrios de Almirante Brown.

Esta mañana se registraron colas de más de 50 metros, gritos, empujones e incluso tuvo que intervenir personal de la Gendarmería, a partir de los disturbios que se originaron a raíz de la falta de respuestas de la empresa y de peleas entre empleados y clientes.

Leé también:  Brown: el ISFD Nº41, cerca de tener su sede

La situación se desmadró en un momento cuando los trabajadores amenazaron con suspender la atención, luego de denunciar que fueron agredidos por varios vecinos. A lo largo de la jornada, el clima fue subiendo de temperatura a medida que pasaban las horas.

Maru Machado, vecina de la localidad de Claypole, se mostró enojada. “Desde el viernes no tenemos luz. Te dan un número de reclamo y ahí quedó, nunca aparece Edesur. Mis vecinos todos colgados y tienen luz, yo pago mi boleta y no tengo luz”, resaltó.

A la sede ubicada en Toll al 1500 se acercaron vecinos de distintas zonas del Partido: Claypole, Lonchamps y Burzaco. Algunos lo hicieron con pancartas, otros llevaron la documentación que respalda todos los reclamos que hicieron hasta el momento.

Leé también:  Entregan nuevos anteojos a más estudiantes de escuelas de Brown

En Corimayo, los últimos cuatro fines de semana cientos de hogares sufrieron inconvenientes con el suministro eléctrico. En el ex Barrio Gendarmería desde la semana pasada “muchos los vecinos no tienen luz”, denunciaron. El problema lleva siete días.

En el barrio Betharram, de Malvinas Argentinas, a raíz de los cortes, un nene de 9 años murió durante un incendio que se produjo en su vivienda a raíz de una vela mal apagado. La situación despertó las quejas y el enojo generalizado de los vecinos con la empresa.

Tras la protesta, el gerente de la sucursal le prometió a los vecinos que "en breve" comenzarán a enviar cuadrillas a los barrios afectados.