Desde FECEAS, su titular Raúl Melzi envió una carta a las distintas autoridades nacionales y provinciales con el fin de ser atendidos y escuchados. Desde la Secretaría de Deportes de la Nación fueron recibidos mediante una videollamada por su titular Inés Arrondo, que se comprometió a elevar los temas tratados al resto de los funcionarios.
La situación de los clubes es insostenible para el presidente de FECEAS.

Los clubes de barrio, afectados por la gravedad de la situación que provoca la pandemia del Coronavirus, también deben ser una prioridad en la agenda de necesidades para evitar problemas a futuro como sería el cierre de muchos de ellos.

Desde FECEAS (Federación de Clubes y Entidades Afines del Sur), su presidente Raúl Melzi  acercamos, envió una carta para desarrollar el tema a los funcionarios de gobierno nacionales y provinciales explicando la situación, ratificando que no son pymes pero que dan un servicio social y educativo sin tener fines de lucro en ello.

La carta fue elevada, entre otros, al Ministro de Turismo y Deportes Matías Lammens y a la secretaria de Deportes Inés Arrondo. La iniciativa tuvo rápida repercusión, ya que esta última los atendió mediante una videollamada. "Debido a la nota enviada a autoridades nacionales desde FECEAS , la federación de clubes de barrio, fuimos atendidos en videoconferencia por la secretaria de Deportes de la Nación Inés Arrondo. Mantuvimos una excelente reunión donde junto a otras federaciones de otras zonas de la provincia de Buenos Aires pudimos plantear nuestras necesidades urgentes. Escuchó nuestras necesidades y se solidarizó con nuestra situación, se comprometió a elevar los temas tratados a los funcionarios correspondientes y a realizar el mayor esfuerzo para dar satisfacción a los mismos. Quedamos en seguir en contacto para seguir trabajando juntos en las temas que nos preocupan", explicó Melzi a La Unión, muy agradecido por la difusión de esta problemática que los aqueja.

"Queremos que nos incluyan, están hablando de medidas para las pymes, pero de los clubes no se habla nada. Estamos en peores condiciones que cualquier pymes, tenemos generación de empelo y otros factores que harían que el Gobierno debiera tener atención en nuestras instituciones", continuó el presidente de FECEAS en su relato.

Los clubes cerrados y sin actividades son un verdadero problema, ya que no cuentan con ingresos para hacerle frente a las necesidades básicas de todos los días.

La titular de la Secretaría de Deportes de la Nación Inés Arrondo atendió el pedido de FECEAS. También la solicitud alcanzó a Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes.

"Esto es como cualquier empresa, nosotros tenemos la Escuelita de fútbol, de tenis, la pileta de natación, gimnasio. Cada uno de estos profesores nos paga un canon por los alumnos que tiene. El tema es que al no estar abierto el club ninguno trabaja y lógicamente no puede pagar, con lo cual no les podemos pedir que cumplan con un pago que no pueden hacer. Dejan de entrar ingresos que se usan para los gastos normales. Lo primero son los salarios, después van a venir las cargas sociales, los servicios y el costo de mantenimiento que estando cerrado lo podes despreciar", apuntó el también presidente del club CRECA.

Leé también:  “La situación de los clubes es de una gravedad extrema”

Por último, Melzi manifestó: "Sí es importantísimo el tema que no entra ningún valor de canon, ni siquiera el bufet, que mal que mal también paga un canon con un precio por la explotación. La problemática es que hay que subsistir solo con la cuota social, que seguramente no le alcance a ningún club. Tenemos una estructura que está diseñada para que entre todos los ingresos se puedan soportar los gastos, pero hoy se quebró ese sistema de funcionamiento y es donde aparece la preocupación de no poder pagar los salarios, la gente tiene que vivir y no encontramos la forma más allá de que tampoco se cobra la cuota social porque no se viene al club y ese es el agravante mayor porque si no habría algo para distribuir entre los trabajadores".

La carta enviada a la autoridades

Desde FECEAS (Federación de Clubes y Entidades Afines del Sur) acercamos a usted la presente carta con el fin de informarle de la grave situación que provoca el necesario cierre de los clubes de barrio ante el brote del COVID-19.

Desde la dirigencia de cada una de nuestras instituciones tenemos la responsabilidad y el compromiso social y personal de acompañar la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 (Coronavirus), demostrada en el respeto y estricto cumplimiento de las estrategias determinadas por el gobierno nacional, y nuestro presidente Dr. Alberto Fernández, habiendo cerrado nuestras instituciones desde el 15 de marzo; debemos informarle que esta situación ha provocado graves problemas para asegurar la continuidad de nuestro funcionamiento.

Sucede que, al estar cerrados los clubes de barrio, ninguna de sus actividades se desarrolla; por lo cual los ingresos generados por ellas son inexistentes, esto va desde las escuelitas deportivas hasta los ingresos generados por el bufet.

Esta situación va a generar una crisis insostenible para nuestras instituciones, ya que ninguna de ellas recibe subsidios o beneficios extra más allá de lo que representa la cuota social y los cánones deportivos de cada actividad.

Toda esta situación NO exime a los clubes de barrio de pagar sus obligaciones mensuales, sueldos, cargas sociales, seguros, servicios públicos, y demás obligaciones. Es por ello que queremos informarle, antes de que sea tarde, de la urgencia de nuestra situación, ya severamente deteriorada, debido a las políticas aplicadas por la anterior gestión en lo referente al aumento de tarifas y los descuentos que nunca se cumplieron. Esta situación ya puso en un estado de emergencia permanente a nuestras instituciones, llagando a la actualidad en un estado de desesperación. El agravante es que como instituciones barriales no tenemos representación alguna en las mesas de discusión y decisión de políticas específicas para nuestro sector, no participamos de las negociaciones paritarias y debemos cumplir con las mismas condiciones que los clubes de futbol profesional, y las mismas cargas sociales que una empresa multinacional, siendo nuestros objetivos y posibilidades muy diferentes.

Leé también:  “La situación de los clubes es de una gravedad extrema”

Más allá de lo expresado y de tener representación en diferentes federaciones regionales, nunca se nos ha convocado a participar con ideas y el conocimiento especifico de nuestra necesidades a ningún espacio de decisión, somos generadores de empleo como muchas pymes argentinas, cumplimos con todas nuestras obligaciones, NO tenemos la posibilidad de tomar créditos, pero pagamos intereses por mora ajustados a los valores de mercado, no tenemos ninguna herramienta de financiamiento para cumplir con los pagos de salarios, por lo que nuestra situación es cada vez más desesperante.

Nuestra solicitud, no pretende ser egoísta ni especulativa; atentos y solidarios con la emergencia nacional, provocada por la pandemia; es que solicitamos que en lo inmediato se posterguen todos los vencimientos de obligaciones de servicios públicos (agua, gas y electricidad) y los pagos de todos los ítems de las cargas sociales, teniendo solo que asumir el costo más social que tenemos, que es el sueldo de nuestros trabajadores, esto, hasta tanto se solucione el problema que impide nuestro normal funcionamiento; entendiendo que una vez superada la crisis epidemiológica encontraremos el mecanismo financiero para poder cumplir con nuestras deudas atrasadas.

Los clubes de barrio seguimos siendo un instrumento importante en la relación social entre la política y la comunidad, cumpliendo roles de educación contención y formación, en un entorno familiar y amigable, sus dirigentes somos hombres y mujeres movidos por la pasión, nuestras tareas son ad honorem, pero el desgaste es, a veces, muy difícil de soportar, sabemos que recibiremos respuestas favorables a nuestro pedido solidario.
Solo queda agradecer a usted su atención y quedamos a sus órdenes para coordinar una reunión con el fin de encontrar soluciones a estos urgentes problemas.