El sueldo medio de un maestro hoy se ubica en los $20.500, sin descuentos, mientras la canasta básica según el Indec alcanza los $26.442.
El Gobierno no reconoce la pérdida salarial causada por la inflación de 2018.
Los docentes piden que el Gobierno contemple la posibilidad de aplicar una recomposición salarial luego de la pérdida de poder adquisitivo de 2018.

El salario promedio de los docentes argentinos se derrumbó frente a la escalada de la inflación en los últimos dos años y quedó por debajo de la canasta básica: el sueldo bruto medio, sin descuentos, se ubica en torno a los $20.500, según informaron desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera).

Así y todo existen grandes diferencias entre lo que ganan los docentes de una y otra provincia aunque estas sean vecinas: un maestro jujeño cobra $5.204 menos que el salteño, quien cuenta con un salario bruto de $23.638 mensuales.

Leé también:  Los salarios de la industria son un 40% más bajos que en 2015

De acuerdo a los últimos datos brindados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) una familia tipo, en tanto, necesitaba en enero $26.442,92 para acceder a la canasta básica y no caer por debajo de la línea de la pobreza.

En este escenario complejo para los docentes de todo el país, sólo Neuquén, Misiones, Mendoza, Chubut, Santiago del Estero y Tucumán lograron llegar a un acuerdo paritario en febrero y este miércoles iniciarán las clases con total normalidad.

El resto del país se plegará al paro de 72 horas convocado por Ctera para el 6, 7 y 8 de marzo. En la Ciudad de Buenos Aires el gremio mayoritario rechazó la oferta oficial, mientras que otros la aceptaron, por lo que la huelga podría tener una adhesión dispar.

Leé también:  Para el Gobierno, el salario "no está perdiendo contra la inflación"

El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, afirmó que el Gobierno "hace tres años que niega sistemáticamente la paritaria nacional", por lo que continúa la problemática de que no exista un piso salarial de referencia "y las clases no arrancan mañana".

En declaraciones a El Destape Radio, Baradel aseguró que "el salario docente quedó por debajo de la canasta de pobreza" y que un docente que recién comienza a trabajar gana sólo $16.000 en la provincia de Buenos Aires.

A su vez, el dirigente sindical aseveró que en la provincia "hay muchas escuelas con un riesgo edilicio total o parcial y que no están en condiciones para el inicio de las clases".