El comercio ilegal en las calles de todo el país se incrementó un 30,3% anual en el cuarto trimestre del año pasado.
La crisis económica se profundiza y la alternativa es comprar más barato.
La crisis económica se profundiza y la alternativa es comprar más barato.

Como consecuencia de la crisis económica que se sigue profundizando sin encontrar un piso por el momento, el comercio ilegal en las calles del país volvió a crecer un 30,3% anual en el cuarto trimestre de 2018.

La venta ilegal callejera a nivel nacional, medida a partir de la cantidad de puestos observados, registró una suba del 5,4% respecto del trimestre inmediato anterior, según informó la Cámara Argentina del Comercio (CAC).

Dicha estadística es lo que se desprende del Informe de Venta Ilegal Callejera en la Argentina elaborado por la CAC y que cubre actualmente a nueve importantes ciudades del país: Buenos Aires, Rosario, Salta, Neuquén, Posadas, Paraná, Santa Fe, San Miguel de Tucumán y La Plata, donde se observaron incrementos en la Capital Federal, Paraná, Tucumán y La Plata, parcialmente compensadas por los comportamientos de otras ciudades que registraron disminuciones.

Leé también:  El 64% de los argentinos afirma que no le alcanza el sueldo

Según un análisis por rubros, se encuentra que el de indumentaria y calzado fue uno de los más comercializados: ocupó la primera posición en Buenos Aires, Rosario, Salta, Neuquén, y La Plata. En tanto, alimentos y bebidas tuvo la primera posición en Posadas, Tucumán y Santa Fe, mientras que Juguetería en Paraná, informó la CAC.