El cantante que protagonizó un accidente automovilístico en el que manejaba bajo efecto de las drogas aguardará en una unidad penitenciaria la resolución de su caso.
Manejaba a 139 km/h, con niebla en el aire y con presencia de alcohol y drogas en sangre.
Manejaba a 139 km/h, con niebla en el aire y con presencia de alcohol y drogas en sangre.

El cantante de cumbia Rubén Darío "El Pepo" Castiñeiras seguirá detenido y deberá ser trasladado a una unidad penitenciaria por decisión de la justicia bonaerense, que confirmó la prisión preventiva por su responsabilidad en el accidente automovilístico del 20 de julio, en el que murieron dos personas.

La decisión fue adoptada por el juez de garantías 2 de Dolores, subrogado por el magistrado Cristian Gasquet, tras el pedido de la fiscal Verónica Raggio, titular de la UFI N° 1 de Dolores.

Gasquet basó su resolución en los resultados de las pericias que indicaron que la noche del accidente el cantante estaba bajo la influencia de drogas.

Los análisis toxicológicos encontraron en su orina restos de marihuana y cocaína, y además tenía 0,5 gr/l de alcohol en sangre, el límite máximo tolerado.

En tanto, las pericias accidentológicas determinaron que al momento del accidente, el músico conducía a 139 kilómetros por hora, cuando la máxima permitida en ese tramo de la ruta en Dolores es de 110 y, en caso de exceso de niebla, como aquella noche, de 60 km/h.

Además, Gasquet ordenó el traslado del músico desde la comisaría 1° de Chascomús, donde se encuentra detenido desde el 30 de julio, a la Unidad 6 de Dolores, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense, pero no se hará efectivo hasta que no se habilite el cupo correspondiente.

Hace unos días, el juez de Garantías se había excusado de la causa tras haber sido recusado por la fiscal y el abogado querellante Marcelo Biondi, pero la Cámara de
Apelaciones de Dolores entendió que era el juez natural y debía resolver, y ayer se vencía el plazo sobre la detención que había prorrogado la fiscal Raggio.

Con esta resolución, el abogado del cantante, Miguel Angel Pierri, presentará la próxima semana un pedido de morigeración de la prisión preventiva, para que le otorguen una detención domiciliaria y pueda esperar el juicio oral en su casa.

Pepo está imputado por doble homicidio culposo agravado –por conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de vehículo a motor y por ser más de una de las víctimas fatales– y por lesiones graves culposas doblemente agravadas.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado 20 de julio cuando la camioneta en la que viajaba el cantante junto a dos músicos y su manager volcó en el kilómetro 8,5 de la Ruta Provincial Nº 63, a la altura de Dolores.

Como consecuencia del siniestro, murieron el manager Ignacio Abosaleh y el trompetista Nicolás Carabajal, mientras que Pepo y la corista Romina Candias fueron internados con heridas leves en un hospital de la zona.