El líder camionero aseguró que el plus salarial de fin de año es "prácticamente un derecho adquirido" y que los empresarios "lo van a tener que abonar".
Moyano salió a marcar la cancha luego de que la CGT propusiera una "tregua".

El secretario general adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, se desmarcó de la conducción de la CGT y aseguró que desde el gremio que conduce pedirán un bono de $20 mil para fin de año “más los seis meses de paritarias que restan cumplir”.

A pesar de la “tregua” que decidieron sellar distintos sectores del movimiento obrero con el futuro Gobierno de Alberto Fernández, el dirigente sindical salió a marcar la cancha y mostró una postura más intrasingente que el resto de los gremialistas.

Leé también:  Pymes creen que el bono de fin de año "es necesario" pero piden auxilio para pagarlo

"Estamos pidiendo un bono de $20 mil más los seis meses de paritarias que todavía nos restan cumplir. Con eso creo que vamos a salir bastante parejos con la inflación. El bono es prácticamente un derecho adquirido y los empresarios ya saben que, una cuota más o una cuota menos, lo van a tener que abonar", advirtió Moyano esta mañana.

Durante una entrevista radial con FM La Patriada, el camionero señaló que un bono “para los jubilados, trabajadores y movimientos sociales es necesario” para sobrellevar “el desastre que está dejando el Gobierno” de Mauricio Macri en materia económica.

Luego de que el secretario general de la CGT, Héctor Daer, descartara la posibilidad de que haya un pedido generalizado de un plus salarial de fin de año, Moyano fue tajante: “Cada cual conduce su espacio como mejor les parece. Nosotros siempre hemos tenido una forma de ser y hemos estado del lado de los laburantes. Cada dirigente tendrá que rendir cuentas a sus trabajadores", sumó.

Leé también:  Pymes creen que el bono de fin de año "es necesario" pero piden auxilio para pagarlo

De cara a lo que viene, a partir del 10 de diciembre, el gremialista subrayó la necesidad de “esperar uno o dos años con medidas que van a ser duras” para sacar el país adelante. “Tenemos que acompañar y esperar, tenemos un país devastado", concluyó.