Realizaron una conferencia de prensa esta tarde en la sede de Abuela de Plaza de Mayo.

Organismos de derechos humanos repudiaron el "brutal golpe de estado" en Bolivia y apuntaron contra la Organización de Estados Americanos (OEA), al considerar que "bajo la clara influencia de Estados Unidos dirigió sus acciones hasta la desestabilización de un presidente de mandato vigente", por Evo Morales.

En conferencia de prensa en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, las agrupaciones señalaron que "no se puede pasar por alto la intervención sesgada y contraria a su mandato de la OEA, que en vez de promover la democracia y a la gobernabilidad, bajo la clara influencia de Estados Unidos, dirigió sus acciones hasta la desestabilización de un presidente de mandato viente y no lo respaldó" cuando hizo otro llamado a elecciones.

Leé también:  Evo Morales dijo que "sería un orgullo" estar en la asunción de Fernández

"Hace tiempo ya que su secretario general, Luis Almagro, ha demostrado que actúa bajo un marcado prejuicio ideológico quebrantando todos los principios que deben regir a la OEA", enfatizaron los organismos.

Además, afirmaron que en Bolivia hay una "inexistencia del estado de derecho" y denunciaron "violaciones a los derechos humanos" en el país vecino.

El documento fue firmado por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, el Centro de Estudios Legales y Sociales y la Liga Argentina por los Derechos Humanos, entre otros.

La dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida leyó la declaración, acompañada por la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, y el titular del CELS, Horacio Verbitsky, entre otros referentes que se reunieron en la sede de Virrey Ceballos al 500.

Leé también:  Parlasur denuncia 32 muertos, 832 heridos y 1.513 detenidos en Bolivia

"Requerimos a los gobiernos de la región que desconozcan a la auto proclamada presidenta interina, Jeanine Áñez, nombrada por una cúpula militar", señalaron los organismos, y consideraron que las "fuerzas de seguridad son abiertamente golpistas y racistas" en Bolivia.

En ese sentido, pidieron a los países vecinos que "exijan que se permita sesionar a la Asamblea Legislativa", para encauzar la situación por vías democráticas.

"También queremos denunciar las violaciones a los derechos humanos que están sufriendo los funcionarios, los ciudadanos y periodistas" en Bolivia, aseguraron las agrupaciones.

Y agregaron: "Los países de América Latina debemos estar alerta y repudiar cualquier acto desestabilizador en la región, porque cada golpe en la Patria Grande significa el avance de la derecha fascista".