Hace un lustro fallecía el fundador de Cemento y el impulsor de la movida rockera de los ’80 y ’90, que fue condenado por un hecho que terminó con la muerte de 194 personas en un boliche de Once.
le dieron diez años de prisión.

Omar Chabán, quien fue condenado por la tragedia de Cromañón en la que murieron 194 personas en diciembre de 2004 y también fuera un gran impulsor de la cultura y en especial del Under, fallecía hace cinco años, el 17 de noviembre de 2014.

Chabán era el gerenciador del boliche Cromañón cuando se produjo la tragedia el 30 de diciembre de 2004, mientras se desarrollaba un recital de Callejeros, liderada por Patricio Santos Fontanet.

El incendio de esa media sombra derivó en una emanación de gases que provocaron la muerte de 194 personas y heridas otras 1.300, lo que se transformó en la peor tragedia no natural de la Argentina.

Es que un candado y una cadena impedían la apertura de la salida de emergencias del lugar y el boliche se transformó en una trampa mortal para quienes se hallaban dentro de Cromañón.

Leé también:  El Baradero Rock, con grilla confirmada

Luego de distintas instancias judiciales, se confirmó la pena de diez años y nueve meses de prisión, y se lo envió a la cárcel de Marcos Paz.

Ya en prisión, a Chabán le diagnosticaron Linfoma de Hodgkin grado IV B, una enfermedad por la que se forman células cancerosas en el sistema linfático, y llegó a pesar menos de 50 kilos.

En 2013, por su enfermedad, la Justicia le concedió una prisión domiciliaria, pero apenas llegó a pasar unos días en su departamento del barrio porteño de Montserrat, ya que casi exclusivamente permaneció en distintos centros asistenciales.

UNA FIGURA DE LOS '80. Omar Chabán fue considerado por músicos y productores como uno de los principales difusores del rock y de formas contraculturales, durante los ´80 y los´90.

Fue responsable de que la riquísima movida rockera de los ‘80 tuviera un espacio y una plataforma de lanzamiento para convertirse en un fenómeno continental.

Aún en la dictadura, su primer local Café Zero cerró sus puertas en 1984. Entonces Chabán se trasladó a San Telmo donde tomó un viejo garage de la calle Estados Unidos a metros de Salta para abrir Cemento. En esta movida contó con Katja Alemann, su socia artística y su pareja de entonces.

Leé también:  ¿Vuelve AC/DC con Brian Johnson?

Allí nuevamente pasaron un sinnúmero de bandas, tanto las de gran convocatoria como aquellas que comenzaban su camino y que encontraron en Chabán una suerte de Mecenas.

Cemento tenía una capacidad para casi 2.000 personas y allí se concretaron recordadas noches como shows musicales y también se realizaban las gratuitas Noches de Teatro donde se presentaban performances, obras y artistas de distintos palos. En paralelo, por los años ´90 Chaban abrió otro local Die Schule.

Tras años de persecución policial, supuestas quejas de los vecinos, y de sucesivas administraciones porteñas que lo jaquearon, Cemento cerró sus puertas.

Hoy, el predio es un local donde el gobierno porteño tiene algunas oficinas y guarda las combis con las que moviliza a su personal.

En abril de 2004 en la zona de Once, a escasos metros de la estación de trenes, sobre la calle Bartolomé Mitre, Chabán abrió el local más grande de toda su carrera “República de Cromañón”, que lo llevaría a su capitulación.