Mientras en Palermo se realiza el tradicional desfile militar del 9 de Julio, los movimientos sociales reparten viandas y juntan abrigo para las personas en situación de calle.
En el Congreso se repartirán cerca de 700 viandas a personas que viven en la calle.

Movimientos sociales y gremios combativos instalaron este mediodía en el Obelisco, el Congreso y distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires ollas populares para asistir a las personas en situación de calle y rechazar las políticas del Gobierno nacional.

El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, aseguró que “esta es una forma de demostrarle al país y al mundo las necesidades que pasan muchos argentinos”.

Según un censo realizado por las organizaciones sociales junto a la Defensoría del Pueblo, en el centro porteño existen 7251 personas viviendo a la intemperie, entre ellas un número creciente de jubilados, niños y madres embarazadas.

Leé también:  El plan de Fernández contra el hambre comprenderá a ocho millones de argentinos

El relevamiento puso en primer plano que en los últimos dos años la cantidad de sin techo aumentó en un 70%: debido a que en 2017 eran alrededor de 4 mil. El gobierno porteño intentó negar la gravedad de la crisis y argumentó que “no son personas de CABA”, sino que llegan del conurbano bonaerense para buscar recursos a la Capital.

Con la intención de visibilizar la problemática y exigir medidas, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) instalará esta tarde una carpa en la Plaza de la República, a metros del Obelisco, para que los sin techo pasen la noche a resguardo.

“Necesitamos que las autoridades pongan atención porque hay una situación de emergencia social y alimentaria a la que no está dando la respuesta que se necesita”, señaló Constanza Guillén, del Movimiento de Trabajadores Excluidos.

Leé también:  Durante el Gobierno de Macri se duplicó la cantidad de personas que sufre hambre

Durante el tiempo que dure montada la carpa, la CTEP, el MTE y el Movimiento Popular la Dignidad convocaron a los vecinos a acercar donaciones y dar una mano.

Están pidiendo ropa de abrigo, frazadas, colchones, leche y alimentos no perecederos. A las doce servirán un almuerzo y ofrecerán una conferencia de prensa. Por la tarde, será el momento del armado de la carpa con capacidad para que puedan pasa la noche unas 60 personas