La Unión | TV retro

"Función Privada", cine de calidad en televisión

TV Retro. El ciclo, que nació en el viejo Canal 7 y luego pasó por Space, es un clásico por su selección de films y algunas perlas que quedaron en el recuerdo. 

"Función Privada" fue el ciclo de cine más exitoso y con más permanencia en pantalla en la televisión argentina, quedando en el recuerdo por su irrupción en el momento indicado y la calidad de producciones que ofrecían cada sábado a las 22. 

Con la conducción de Carlos Morelli y Rómulo Berruti, el programa nació con el regreso de la democracia a fines de 1983 y fue un éxito que perduró doce años en la pantalla del viejo Canal 7. 

En 1994, con la gestión de Gerardo Sofovich, el ciclo dejó en canal estatal. Al año siguiente encontraron su lugar en la señal Space, donde se mantuvieron hasta 2001 y dieron su adiós definitivo. 

Más allá de este derrotero, "Función Privada" exhibía películas que habían sido prohibidas durante la dictadura y también un cine alternativo que no era tenido en cuenta por los canales líderes, que optaban por films de los grandes estudios. 

"Hijo de hombre", de 1961 y dirigida por de Lucas Demare, fue la película que inauguró el ciclo. Luego vinieron producciones de Leonardo Favio, Leopoldo Torre Nilsson y otros notables directores argentinos. 

En el ciclo se exhibieron las películas protagonizadas por la Coca Sarli y dirigidas por Armando Bó, muchas de ellas que ni siquiera habían pasado por las salas por la censura imperante en los momentos de los estrenos de esos films. 

También se pudo ver "Esperando a la carroza", de Alejandro Doria, que tuvo que repetirse dos veces y otro furor que fue el crudo film español "El crimen de Cuenca", de Pilar Miró, que no había sido tenido en cuenta en los circuitos comerciales. 

También fueron clásicas las proyecciones de los "Sucesos Argentinos" y los cortos de "Flash Gordon", entre otras perlas que dejó este exitoso ciclo. 

Al margen de las películas, en cada edición había grandes figuras invitadas e incluso convidaron a los directores y protagonistas del film que se iba a ver en el programa. 

Carlos Morelli y Rómulo Berruti mostraban sus credenciales de grandes cinéfilos con la introducción que realizaban antes del inicio de la película y también las acotaciones antes del desenlace y luego del final. 

Como sello característico de "Función Privada", un ciclo que nació antes que los videoclubs, era su living, la foto de Marilyn Monroe detrás de los conductores y la cortina con la música del fil "Amarcord", compuesta por Nino Rota. 

También fue un clásico el comentario del púbico y el mito urbano que se fue acrecentando sobre que ambos conductores se tomaban unas copas durante el programa y se los venían en esa situación en pantalla. Incluso hasta se bromeaba con cierto tendencia al consumo desmedido de alcohol en los dos periodistas. 

Tanto Morelli como Berruti desactivaron el mito cada vez que lo preguntaron y afirmaron que el ciclo se grababa a las 7 de la mañana, un horario impropio para la ingesta de alcohol. 

"Función Privada" fue una de las propuestas televisivas que acompañaron el retorno de la Democracia y supo reinventarse por más de una década, al margen de haberse convertido en un clásico imperecedero. 

Temas Relacionados
Ver más: