La Unión | historias lomenses

Agüed, pintor de vanguardia, juega con exceso de información e intoxicación

talento. El reconocido artista, que también es profesor de arte en un colegio en Banfield, trabaja con el óleo, los sellos y arma recortes de imágenes. 

Estamos bombardeados por imgenes

"Estamos bombardeados por imágenes."

Le dicen Charly, pero él no se dedica a la música, aunque algo de arte entiende. Carlos Adrián Agüed es profesor de arte en un colegio de Banfield y un artista contemporáneo. Su obra desarrolla el concepto de "ruido visual", y crea, a partir de la superposición e imágenes transparentes, la unión de mundos impensados.

Letras chinas, esculturas griegas, un cómic, Mickey Mouse y El Diego conviviendo en una misma obra. Más allá de su trayectoria, los premios ganados y exposiciones que en el mundo del arte son relevantes, Agüed trae una propuesta vanguardista: juega con el óleo, los sellos y arma recortes de imágenes como si se tratara de un collage. "Yo estoy hablando en el mismo idioma de como se habla ahora. Siento que estamos inmersos en ese ruido visual que vivimos ", definió sobre su obra.

"Vivimos en un momento en que estamos bombardeados por imágenes, desde los medios, las redes sociales, la publicidad, stickers, memes y fotos que sacas, entonces son imágenes muy efímeras que las ves dos segundos y las descartas. Estoy jugando con esa idea, con la del exceso de información e intoxicación", amplió.

El artista planteó que el desarrollo de su obra fue mutando, que partió en un principio de la idea de fragmento. "Una cosa me fue llevando a la otra. La obra que yo estoy haciendo me está diciendo lo que yo no sabía que estaba diciendo", apuntó a La Unión y planteó: "Estamos nadando en una red de imágenes y estamos metidos en este conflicto pero no lo vemos porque es invisible en cierto sentido".

Vivimos en un momento en que estamos bombardeados por imágenes, desde los medios, las redes sociales, la publicidad, stickers, memes y fotos que sacas, entonces son imágenes muy efímeras que las ves dos segundos y las descartas. Estoy jugando con esa idea, con la del exceso de información e intoxicación.

"De a poco empecé a ver que estos fragmentos tenían que ver con como nos vinculamos con la información. Las notas leés dos parrafos, los tweets, de un video ves dos minutos y ya está. Del fragmento pase a la intoxicación, y de ahí a la cultura snack. Fue un proceso", describió.

"No busco agradar y que me digan 'tu trabajo es lindo'. Pensar que solo te va a decorar la pared a mi me hace mucho ruido. Me hace ruido, justamente", agregó. 

El artista primero cursó un año y medio la carrera de diseño gráfico en la Universidad de Buenos Aires, pero se dio cuenta que le gustaba más el pincel que la regla y es entonces que en 1997 entró a la Escuela de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, hoy conocida como la Universidad Nacional de las Artes (UNA). Fue alrededor de los 2000 que Agüed fue encontrado por la docencia. "Yo nunca la busqué", admitió. 

Temas Relacionados