La Unión | Talento en Acción

Lucas Herrera, y el gran andar del Defensores de Banfield

vóley. Desde los 12 años juega en el "Defe" y vivió todo el crecimiento que experimentó la institución, hoy en la División de Honor y en la Liga Argentina. "Todo esto me emociona mucho", dijo.

Lucas Herrera tuvo su debut en la elite del vóley argentino

Lucas Herrera tuvo su debut en la elite del vóley argentino.

La participación de Defensores de Banfield en la Liga Argentina de vóley produjo un "boom" dentro de la institución. No sólo porque significó llevar al club de barrio a la elite de este deporte y hacerlo conocido en todo el país, sino que además despertó el interés de muchos chicos de querer formar parte de la familia del "Defe" y defender estos colores verde y blanco como lo hacen hoy los jóvenes que hoy integran el plantel principal.

Dentro de esos voleibolistas que hoy son faros a seguir para las nuevas camadas se encuentra Lucas Herrera, uno de los jugadores con más historia dentro de la institución ubicada en José María Penna 1610, con pasado en seleccionados juveniles y siendo pieza importante del equipo que ascendió a la División de Honor y tuvo el privilegio de representar al emblemático club lomense en la máxima categoría del vóley argentino.

"Cuando yo empecé, había 14 chicos por categoría y ver que hoy se tiene que buscar nuevo lugares porque muchos se quieren incorporar al club me emociona. Es algo por lo que se trabajó mucho y que los jóvenes se acerquen por lo fue la participación en la Liga Argentina está muy bueno", señaló Herrera, que llegó al Defe con 12 años y es, como él mismo se define, el "más antiguo" del plantel.

Todavía con edad de sub-21, este libero sabe el camino que recorrió el Defensores de Banfield para disfrutar este gran presente, tanto en la Liga Argentina como también en la división más importante de la Federación Metropolitana de Vóley. Y por eso, cuando hace un repaso de lo que fueron los últimos meses, no puede evitar la emoción.

"Todo lo que se está viviendo me genera mucha alegría porque me crié en el club, viví el proceso desde adentro y ser parte de todo esto es emocionante. Todavía me acuerdo de lo que fue la presentación, lo que fueron las primeras burbujas, y realmente me emociono. En esos momentos se me escapó un lagrimón", comentó, aún emocionado.

Este salto que dio Defensores de Banfield con la llegada al torneo más importante del país también lo experimentó Herrera desde el aspecto personal, ya que la competencia en la elite le permitió crecer mucho como jugador. Y eso lo disfrutó mucho.

"Fue algo único jugar en el máximo nivel del vóley y la verdad que aprendí un montón de esta experiencia, ya que tuve que entrenar más e intentar mejorar en todos los partidos. La diferencia es muy grande, te obliga a estar más concentrado, y por suerte me fui adaptando bien. Es algo que me sirvió mucho, aprendí de los rivales a lo que enfrenté, y siento que jugué a la altura de los demás", remarcó.

Ahora, y luego de este salto, el Defe se puso nuevo objetivos por delante, y uno de los más importantes está en la División de Honor, en la que sumó una derrota (0-3 ante Ferro) y una victoria (3-2 ante Ciudad) en sus dos primeras presentaciones hasta que, por las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno Nacional, se frenó la competencia oficial. "El objetivo es mantener la División de Honor y seguir creciendo como equipo", concluyó Herrera.

Temas Relacionados
+ Talento en Acción
ÚLTIMAS NOTICIAS