La Unión | TV retro

"V Invasión Extraterrestre", un clásico de los '80

tv retro. La serie narra una invasión a la Tierra por parte de unos reptiles que comen roedores crudos, con guiños al nazismo y la lucha armada. 

Dentro del amplio universo de las ficciones espaciales y de las que narran las irrupciones de extraterrestres en nuestro planeta se encuentra "V Invasión Extraterrestre", un clásico ochentoso que de a poco se transformó en una serie de culto. 

Escrita y dirigida por Kenneth Johnson, se emitió originalmente en los Estados Unidos entre 1983 y 1985 y llegó a Argentina un poco después, donde fue un éxito y tuvo repeticiones por doquier. 

Kenneth Johnson, productor de "El Increíble Hulk" y "La mujer biónica", quería hacer una miniserie sobre la resistencia francesa durante la invasión alemana en la Segunda Guerra Mundial. 

La cadena NBC le pedía un poco más de fantasía y menos realismo. Entonces planteó algo sobre el ascenso de un nuevo régimen nazi en Estados Unidos, al punto que el símbolo de los invasores se asemeja deliberadamente a una esvástica. 

Luego de otro tironeo, el guionista dio su última vuelta de tuerca y se salió con su suya: "Estos nazis, en vez de desde otro país, llegan desde el espacio exterior, son extraterrestres". 

La serie cuenta la historia de unos extraterrestres procedentes de un planeta de la estrella Sirio que llegan a la Tierra con una actitud pacífica y con la intención de que los terrícolas los ayuden en la obtención de minerales y productos químicos que necesitan.

Luego de otro tironeo, el guionista dio su última vuelta de tuerca y se salió con su suya: "Estos nazis, en vez de desde otro país, llegan desde el espacio exterior, son extraterrestres". 

A cambio de este favor, ellos les aportarán su tecnología de avanzada, hasta ahí estaba todo bien y nada hacía temer lo peor. Incluso los líderes del mundo caen en la trampa, con una ingenuidad asombrosa. 

Estos Visitantes, vestidos militarmente con uniformes rojos, son de apariencia humana pero en realidad son reptiles que se alimentan de roedores y de otros bichitos a los que engullen crudos y sin ponerles ni sal ni pimienta, tal como lo mostraron con total claridad las escenas. 

Llegaron en una enorme Nave Nodriza, que se ve a simple vista desde la Tierra, y van y viene en modernas naves desde esta base operativa y hasta nuestro planeta en un abrir y cerrar de ojos. 

Mientras este encuentro entre dos mundos parecía ser todo paz y amor, el apuesto camarógrafo de televisión Mike Donovan (Marc Singer) descubre su naturaleza real y sus propósitos de dominación de la Tierra.

Este muchacho se convierte en héroe y en uno de los líderes de la Resistencia, en la sede de Los Ángeles, junto a la bioquímica Julie Parris (Faye Grant). Como era de prever, el amor va aflorando entre ellos. 

Entre los Visitantes, además de su líder John (Richard Herd), destaca la presencia de la sexy y malvada comandante Diana (Jane Badler) y de Willie (Robert Englund), un torpe y buenazo Visitante, que termina uniéndose a la Resistencia.

Como este visitante se sumó a la Resistencia, algunos humanos no dudaron en colaborar con los malvados planes de los recién llegados a cambio de beneficios económicos. De todos modos, todos ellos terminaron cayendo en la trampa de los reptiles. 

La Resistencia suma integrantes, todos con personalidades dispares que generan algunas pujas internas. Además, estos grupos se multiplican en las grandes ciudades del mundo. 

"V" casi no fue una serie como tal, sino que se concibió como una miniserie de dos capítulos en 1983 que continuó con otra miniserie de tres capítulos más el año siguiente. 

En la Resistencia de puede hacer un link a las guerrillas y fuerzas revolucionarias, que salieron a defender a los terrícolas mientras las fuerzas militarizadas se llamaban a silencio. 

"V" casi no fue una serie como tal, sino que se concibió como una miniserie de dos capítulos en 1983 que continuó con otra miniserie de tres capítulos más el año siguiente. 

A partir de ahí, pasó a ser una serie como tal de 19 capítulos. Sin embargo, la NBC decidió cancelarla antes de lo previsto por sus bajos datos de audiencia, dejando el final abierto o prácticamente sin final. 

Con estos condimentos, la serie fue un éxito en Argentina y quedó como una de las series icónicas de los '80. 

Temas Relacionados
Ver más: