La Unión | historias lomenses

Desesperada búsqueda de un perro que vivía en el Parque de Llavallol

Ofrecen recompensa. Misteriosamente desapareció y los vecinos de la zona no entienden qué paso ya que Chiqui siempre realizaba el mismo recorrido y volvía a su lugar. 

La incertidumbre de no saber que pasó con el perro que siempre deambulaba y dormía en el Parque Municipal de Llavallol desespera a los vecinos de la zona que lo conocen porque siempre estaba allí junto a dos perritos más.

Eliana Rosas es la vecina que se encarga de alimentar y ocuparse de los perritos que siempre fueron callejeros: "Chiqui nunca se iba de la zona, tenía el collar con chapita donde estaba mi número de teléfono y realizaba el mismo recorrido todos los días. Por eso pensamos que alguien se lo llevó".

El pedido desesperada de Eliana, su marido y hasta las personas que trabajan en el parque y conocían a Chiqui apunta a saber qué sucedió con él y si alguien lo tiene que lo hagan saber porque es un perro de la calle, que nunca le gustó estar encerrado. Además ofrecen recompensa en caso que lo encuentren.

"Desde el 19 de marzo que no tenemos noticias de él. Chiqui salía siempre con Fatiga y ese viernes volvió solo y muy asustado", contó Eliana que siempre está pendiente de los perritos del parque.

Chiqui tenía puesto un collar rojo, está castrado, es morrudo y muy bueno. "Tiene una mirada muy dulce y es un poco bizco cuando te mira y se le frunce todo el contorno de la cara como si fuera un viejito", detalló la vecina para poder dar con el perrito.

Eliana alimenta a los tres perritos del Parque de Llavallol desde hace unos cinco años y nunca le había pasado que uno de ellos desapareciera porque siempre vuelven allí.

"Chiqui siempre está junto a Fatiga y Boby. Es un perro de la calle que intenté retenerlo en mi casa, pero él quería volver al parque", detalló Eliana que hace unos tres años atrás cuando Chiqui sufrió una fractura en una de sus patas, estuvo recuperándose en su hogar, pero siempre lloraba para volver al parque, "nunca quiso quedarse con nosotros".

Tanto Chiqui como Fatiga solían acompañar a alguno de los chicos que trabajan en el mantenimiento del parque. "También se iban hasta la Delegación de Llavallol o hasta la estación de tren, pero volvían juntos ya que nunca se separaban", aseguró la vecina.

Si alguien vio a Chiqui o sabe algo de lo que podría haber pasado, hay que comunicarse al 1154247701. Hay recompensa.