La Unión | DEPORTES

Cómo le fue a Lanús contra rivales brasileños

Saldo negativo. El Granate retoma la competencia esta tarde contra el Sao Paulo, rival con el que se enfrentará por primera vez. 

Lanús en la final de la Libertadores ante Gremio

Lanús, en la final de la Libertadores, ante Gremio.

Lanús volverá a la competencia oficial esta noche ante Sao Paulo, de Brasil, por la segunda fase de la Copa Sudamericana. El Granate tuvo ocho cruces contra equipos brasileños por torneos internacionales, con un saldo negativo, que incluye tres finales pérdidas, dos eliminaciones y dos series que terminaron en triunfos, una de ellas en una final.

La primera vez fue en 1997, ante el Atlético Mineiro de Emerson Leao. Perdió por goleada y con escándalo en la ida, en La Fortaleza, por 4-1 y empató en la vuelta 1-1. El conjunto de Héctor Cúper defendía el título conquistado el año anterior en el Camping de Bogotá. 

Pasaron 9 años para que Lanús volviera a disputar un torneo internacional y para volver a cruzarse con un brasileño. En esta oportunidad fue el Corinthians, con empate en cero en el épico Morumbí, estadio que volverá a visitar la próxima semana. En la vuelta fue goleada categórica por 4-2 y pase a la siguiente fase de la Sudamericana. 

Al año siguiente, Lanús chocó contra el Vasco Da Gama. Logró derrotarlo 2-0 en la ida, en el Sur, pero luego perdió por 3-0 en Río de Janeiro y quedó eliminado en lo que parecía en ese momento ser un golpazo tremendo a las ilusiones del equipo, sin saber que terminó siendo una oportunidad para enfocarse en el Torneo Apertura, en el que luego se consagraría campeón, siendo el primer título a nivel local.

En el 2012, el Granate se enfrentaría por primera vez a un rival brasileño por Copa Libertadores: se cruzó en fase de grupos contra el Flamengo de Ronaldinho. En la primera fecha fue empate 1-1. En tanto que en el cierre del grupo, en Río de Janeiro, fue derrota del Granate por 3-0. De todos modos, Lanús terminó primero en la zona. 

En octavos de final de esa Copa Libertadores tocó jugar contra el Vasco Da Gama. En la ida fue derrota 2-1, con un valioso gol de visitante que le daba la posibilidad de ganar 1-0 en la Fortaleza y clasificarse a cuartos de final. Pero un gol tempranero en la vuelta complicó la historia. Luego, Lanús consiguió darlo vuelta con una gran participación de Teófilo Gutiérrez, de fugaz paso por el club. En los penales, se impuso el equipo brasileño. 

Un año más tarde, el Lanús de los Mellizos Barros Schelotto fue campeón de la Copa Sudamericana, derrotando en la final a Ponte Preta, que había descendido en el Brasileiraro. Fue 1-1 en el Pacaembú de San Pablo y victoria sin objeciones en la vuelta, en una Fortaleza repleta, por 2-0. 

En 2014, post Mundial de Brasil, Lanús disputaría la final de la Recopa Sudamericana, contra el campeón de la Copa Libertadores: el Atlético Mineiro, el rival del escándalo de 1997. Fue derrota 1-0 de local. Y cuando parecía que sería todo sencillo para el equipo donde jugaba Ronaldinho, Lanús mostró autoridad, le ganó en los 90 minutos y forzó el tiempo suplementario, donde terminó cayendo 4-3. Fue derrota, pero Lanús supo dejar una gran imagen en el mítico Mineirao, estadio donde la Selección de Brasil venía de perder 7-1 con Alemania en la Copa del Mundo.. 

Tuvieron que pasar más de tres años para que Lanús volviera a verse las caras contra un equipo brasileño: esta vez fue, nada más y nada menos, en la final de la Copa Libertadores. Gremio, el rival. Con 5 mil hinchas Granates en el Arena Do Gremio, el equipo que dirigía en aquel entonces Jorge Almirón cayó 1-0. En la vuelta, los brasileños fueron demasiado para un Lanús que disputaba por primera vez una final del máximo torneo continental. Fue 2-1 y Gremio campeón. 

En ocho enfrentamientos, Lanús logró imponerse en dos ocasiones, una de ellas en la final de la Copa Sudamericana de 2013; la otra, sobre el Corinthians, en el 2006. En tanto que perdió tres finales y dos veces fue eliminado en el medio de la competencia. 

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS