La Unión | ESPECTÁCULOS

Daniel Radcliffe, de Harry Potter a ser un fugitivo de la prisión

Luz, cámara, acción. Se estrena "Fuga de Pretoria", que relata los hechos reales sobre el escape de dos hombres sudafricanos blancos que habían sido encarcelados. 

Jugado papel

Jugado papel.

Daniel Radcliffe, conocido por la saga de películas de "Harry Potter", es el protagonista de "Fuga de Pretoria", film no pudo pasar por los de cine por la pandemia se verá directamente en cable, con estreno este lunes a las 22 por la señal TNT.

La película, que es parte del catálogo del sello cinematográfico Particular Crowd y de TNT Original, relata los hechos reales sobre el escape de dos hombres sudafricanos blancos que habían sido encarcelados por trabajar en operaciones del proscrito partido de Nelson Mandela, el Congreso Nacional Africano.

Dirigida por Francis Annan, "Fuga de Pretoria" es una adaptación del libro de Tim Jenkin, sobre su propia experiencia como prisionero político y posterior escape de la cárcel en 1979.

El actor británico encarna a Jenkin, en tanto que el australiano Daniel Webber es Stephen Lee, su compañero en la odisea.

El caso real que tuvo como indeseados protagonistas a Jenkin y Lee inició en marzo de 1978, cuando cayeron juntos en prisión en la ciudad sudafricana de Pretoria por producir y repartir panfletos prohibidos que apoyaban la causa contra el apartheid y en los que instaban a la ciudadanía a sumarse a la misma lucha.

Tras poco más de un mes de juicio, ambos se declararon culpables y fueron condenados a prisión por doce y ocho años, respectivamente.

Al poco tiempo de entrar en prisión, ambos prisioneros, junto a otro grupo de reclusos, comenzaron a urdir un plan de escape que implicaría la fabricación de llaves de madera.

El plan inicial era que ocho reclusos participaran del escape, pero finalmente determinaron que la viabilidad de la fuga era posible solo con tres personas.

Finalmente, en diciembre de 1979, Tim Jenkin, Stephen Lee y otro recluso llamado Alex Moumbaris escaparon de la cárcel de Pretoria usando las llaves de madera hechas a mano para distintas puertas del presidio, desde las de sus celdas hasta las de las distintas galerías de seguridad.

Luego de superar algunos inconvenientes y recibir la ayuda de quienes quedaron atrás, los tres convictos consiguieron escapar. La fuga incluyó la salida clandestina de Sudáfrica con distintas escalas antes de llegar a Londres.

Temas Relacionados
Ver más:
+ ESPECTÁCULOS
ÚLTIMAS NOTICIAS